“En el documento, que cuenta con el respaldo de 284.000 firmas, de acuerdo con Thomas Valdez, uno de los miembros de esa comunidad cristiana, le piden al papa Francisco que “por el bien de todos” se le conceda “otras tareas” al obispo Báez” informa la agencia española.

En los últimos años el obispo Báez ha sido de los miembros de la Conferencia Episcopal más críticos con el régimen sandinista.

“El régimen que actualmente está gobernando Nicaragua, no es heredero de la  revolución del 79, aquel fue un ideal de sociedad con el que todos nos ilusionamos y soñamos y que pudo ser, y no fue para América Latina y para el mundo” declaró el religioso en julio pasado.

Nicaragua vive la crisis política más sangrienta desde la guerra. Desde abril pasado más de 500 ciudadanos han sido asesinados según la Asociación Nicaragüense Pro Derechos Humanos (ANPDH).

La masacre estuvo a cardo de policías, paramilitares y fuerzas combinadas controladas por Ortega.