Es momento de crear un gobierno de transición, dice Óscar René Vargas

Los principales escenarios de Nicaragua / Oscar-René Vargas / Sociólogo, analista político

El gobierno Ortega-Murillo se queda en un escenario tipo Pinochet (muertos, heridos, presos políticos, desaparecidos, caravanas de la muerte, etcétera), no importa el costo que tenga que pagar. Esto implica más muertos, presos, heridos y el hundimiento de la economía e incremento de la pobreza y desempleo. Ortega se juega su permanencia y sigue aquella frase de Tomás Borge, hagan lo hagan, lo importante es no perder el poder. Ortega ve que ya no hay marcha atrás y decide jugarse el todo por el todo: reprimiendo. Dado su aislamiento internacional.

En la lógica de Ortega-Murillo no van a dialogar ni negociar, según ellos van ganando, han desmantelado los tranques, han eliminado a muchos líderes de los tranques, la población está aterrorizada. No hay presión internacional, salvo algunas declaraciones/resoluciones de la Organización de Estados Americanos (OEA), Unión Europea, Estados Unidos y de algunos presidentes latinoamericanos. Para él, nada de eso tiene dientes, no lo intimidan. Seguirá con su estrategia de reprimir, matar, violentar a la población.

Según Ortega-Murillo es solo una cuestión de tiempo para controlar la crisis sociopolítica. Es decir, ha optado por la salida a la Pinochet: que significa muertes, heridos, presos políticos, desaparecidos y el hundimiento de la economía de Nicaragua (más pobreza, más desempleo, recesión). Las fuerzas del gobierno Ortega-Murillo podrán entrar destruir los tranques porque tienen la fuerza, pero no podrán gobernar.

2- El segundo escenario de la “salida suave”. Hasta el 30 de mayo todos los sectores se apuntaban a esta salida y era la opción de Estados Unidos y la OEA, los obispos y el gran capital. Se da la matanza el Día de las Madres (30 de mayo), todo cambió y la gente comenzó a pedir la salida inmediata del gobierno Ortega-Murillo. Hasta entonces había 2 alternativas: a) que se quedara mientras llegaban las elecciones o b) se retirara y se quedara en el país con garantías. El gobierno iba ser asumido por un gobierno de transición. Ortega no estuvo de acuerdo porque no creía en las garantías. En 1990, él contaba con otra correlación de fuerzas y ahora ha perdido una base social importante y las condiciones internacionales son otras. Por lo tanto, no tiene confianza en esa propuesta. Para él no es aceptable.

3- El tercer escenario: Un gobierno de transición sigue siendo posible después del 30 de mayo, pero hay mucha indecisión y como Ortega-Murillo vislumbran lo que consideran una trampa (el segundo escenario) y evitar el tercer escenario, decide incrementar la represión. Hasta el 18 de mayo, los muertos no llegaban a 30, ahora son cerca de 400. El gobierno Ortega-Murillo contaba con que el movimiento social decayera y mientras tanto tuvo tiempo para formar su ejército de paramilitares, con ex militares, del antiguo ministerio del Interior, ex alcaldes y sectores de la Juventud Sandinista. Con esa fuerza, él apunta a lograr el primer escenario. Ortega-Murillo NO ha ganado la partida, aunque haya logrado controlar, a mi criterio de manera transitoria, los principales tranques (Monimbó, Matagalpa, Sébaco, Sutiaba, etc.), el aislamiento internacional es mayor, la crisis económica comienza hacer estragos y la protesta sociopolítica continúa.

El reto del movimiento sociopolítico es cambiar de estrategia para que la resistencia avance del estancamiento en que está por la represión indiscriminada. Hay que mantener marchas sociales, las huelgas y plantones a nivel nacional. Crear una alternativa política con personas que deberán estar claras que su carácter es transitorio. Dado el aislamiento internacional del gobierno Ortega-Murillo, es el momento de conformar un gobierno de transición para aislar más al gobierno, estimular al movimiento social y dar esperanzas a la población de que estamos llegando al final del túnel.

Los dilemas de Ortega: ¿En qué momento hay que dejar el poder? Irse con la confianza intacta para transcender en la historia, no pudo hacerlo. Va a tener que hacerlo cuando la confianza la ha perdido, la historia no lo perdonará y quedará marcado como un dictador similar a Somoza o a Pinochet.

Un comentario sobre “Es momento de crear un gobierno de transición, dice Óscar René Vargas

  • el 05/11/2018 a las 4:25 pm
    Permalink

    What’s Happening i’m new to this, I stumbled upon this I have found It absolutely helpful and it has aided me out loads. I hope to contribute & help other users like its helped me. Great job.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.