El temor no abandona a religiosos nicarag├╝enses en el exilio

El ventanal cubre de piso a techo y se extiende de pared a pared. El sacerdote al otro lado del vidrio escucha una confesi├│n a la vista de todos, acercando la mano a un devoto que cierra los ojos para recibir la absoluci├│n. Por eso sorprende saber que el religioso en realidad est├í oculto. Lleg├│ … Sigue leyendo El temor no abandona a religiosos nicarag├╝enses en el exilio