Prohibir procesi贸n de la virgen de F谩tima es una 芦continuidad de la guerra contra la Iglesia cat贸lica禄

Defensores de derechos humanos indican que la polic铆a no tiene facultades para prohibir una actividad religiosa, ni siquiera en un estado de excepci贸n.