Revelan más mentiras de China sobre ocultamiento del brote de coronavirus al mundo

Una investigación de la cadena norteamericana NBC reveló  documentación oficial a la que tuvo acceso que demuestra que para noviembre de 2019 el sistema de salud de Wuhan ya estaba colapsado por la pandemia de Covid-19, que no fue informada a la OMS sino hasta el 31 de diciembre de ese año.

El gobierno chino dijo entonces a la organización que el nuevo virus ya estaba controlado.

La documentación obtenida por NBC corresponde a archivos secretos de agencias de inteligencia norteamericana y mostraban imágenes satelitales que daban cuenta de un aumento sostenido de pacientes en las unidades de salud de Wuhan, epicentro de la pandemia.

Los reportes no fueron transmitidos a la Casa Blanca porque para entonces no había pruebas concluyentes.

El diario South China Morning Post hizo una investigación periodística desmintiendo la versión del régimen de Xi Jinping al asegurar que para e 17 de noviembre, el gobierno de ese país ya conocía con exactitud la existencia del nuevo virus.

Presidente de China Xi Jinping informó tardíamente de la pandemia. Foto: France 24

La OMS publicó un comunicado hablando sobre este nuevo brote hasta 14 enero de 2020 y hacía parecer poco peligroso el asunto al asegurar que no había evidencia que la nueva cepa de este virus se transmitiera de humano a humano.

Los expertos creen que tomando en cuenta el comportamiento del virus, es posible que este haya iniciado 14 días antes del registro oficial del primer caso que fue el 17 de noviembre de acuerdo al diario chino que hizo la primera denuncia, y algunos se atreven a pensar incluso de que haya sido mucho tiempo atrás, porque muchos de los pacientes ingresados con dificultad respiratoria se trataron como neumonías antes de que los médicos empezaran a notar que algo extraño estaba ocurriendo.

Las investigaciones revelan que para cuando China tomó la decisión de someter a Wuhan a una cuarentena, casi tres meses después del primer caso reportado, ya era muy tarde porque el virus había empezado a expandirse por el resto del planeta.

En diciembre de 2019 el doctor Li Wenliang trató de advertir a los demás médicos sobre la mortalidad del nuevo virus y sus similitudes con el SARS y les pedía que usaran trajes de protección, pero la policía le abrió una investigación por «difusión de falsos rumores».

El médico recibió unas disculpas días después, cuando ya se conoció el alcance de la pandemia, pero este ya se había contagiado y murió poco después a causa de la enfermedad.

Cifras falsas

Pero las mentiras del gobierno Chino no terminan aún. Recientemente un diario japonés informó que contrario a lo que ha asegurado China, la curva de contagios no se ha detenido, simplemente se han dejado de realizar pruebas a los casos sospechosos, dice el medio asiático.

Además el diario asegura que China mintió en las cifras oficiales donde indica que el número de contagiados en ese país fue de 82,924, mientras los muertos ascienden a 3,340. Las investigaciones periodísticas apuntan a que unas 40 mil personas pudieron haber perdido la vida en ese país.

La ciudad de Wuhan fue recientemente abierta por considerar que el brote fue controlado. Foto: DW

Los nuevos datos constatan que de haberse informado con prontitud y veracidad sobre este nuevo brote los demás países del mundo pudieran haber aplicado medidas más efectivas y oportunas contra el virus.

El Presidente de Estados Unidos ha señalado a China de ocultar la verdad sobre esta pandemia y a la OMS de haberle apoyado, por lo que incluso, ha amenazado con retirarle los fondos de ayuda al organismo.

Para donaciones por Paypal https://bit.ly/2xK3m4F

Foto principal: El País 

Ayudanos a darte la mejor información

Suscribete ahora mismo y obten la mejor informacion del acontecer nacional e internacional.