Aumentan las actividades reproductivas de las mujeres debido al autoconfinamiento

El confinamiento voluntario producto de la pandemia del Covid-19 ha aumentado la carga en las actividades reproductivas de las mujeres.

El trabajo reproductivo hace referencia a todas aquellas actividades relacionadas con los cuidados de la familia y el hogar, las cuales son atribuidas “a las mujeres y a las niñas de manera desproporcional, y en general responde a prejuicios de género” explica Gloria Carrión, analista e investigadora en temas socioeconómicos.

Al no existir medidas preventivas por parte del Estado frente a la pandemia, muchas mujeres han optado por resguardar su salud y la de sus familias de forma voluntaria, pero esto ha fortalecido la carga desigual que sostienen en relación con los hombres.

Carrión destaca que, aunque ya existieran anteriormente todas estas tareas de cuido, estas “se han agudizado en el marco de la situación”.

Mujeres sometidas a estrés

La pandemia ha provocado que las féminas estén dedicando más tiempo a cuidar a sus hijos por la cancelación de las clases presenciales, y también han aumentado los cuidados brindados a los enfermos crónicos que ya estaban dentro del hogar.

“A medida que la gente se va enfermando y el sistema de salud está colapsando, pues en esa medida los hogares se van haciendo cargo, y dentro de los hogares las mujeres y las niñas. El peso de la pandemia está cayendo sobre las mujeres, el peso del trabajo reproductivo” alerta Carrión.

Las mujeres están atravesando no solo un aumento en las asignaciones de las labores reproductivas, sino que también enfrentan otras vulnerabilidades.

Mayores costos físicos y emocionales, dice Funides

La Fundación del Desarrollo Económico y Social (Funides) destaca que ante el Covid-19 las mujeres “están asumiendo mayores costos físicos y emocionales debido a que son las principales cuidadoras en el hogar”.

La pérdida de empleos, el estrés de que los niños pasen mayor tiempo en el hogar, o, al contrario, que deban continuar asistiendo a clases en medio de la pandemia, son factores que según Carrión están provocando afectaciones socioemocionales sobre las féminas.

Además, que a esto se suman otras agravantes como la violencia, tema del que ya han advertido diversas organizaciones de mujeres del país, sobre la situación de vulnerabilidad de las víctimas por el confinamiento.

Frente a la incertidumbre de la duración del aislamiento por el Covid-19, Carrión destaca que lo importante es visibilizar que “en la medida en que esto empeore las mujeres y las niñas también son impactadas de manera negativa y desproporcionada en relación a los hombres”.

Por su parte, organizaciones como ONU Mujeres han llamado a los líderes políticos a prestar atención sobre lo que ocurre dentro de los hogares y a que apoyen “un reparto igualitario de la carga de cuidados entre hombres y mujeres”.

Ayudanos a darte la mejor información

Suscribete ahora mismo y obten la mejor informacion del acontecer nacional e internacional.