Informe: Rosario Murillo y el FSLN incumplieron Ley Electoral durante periodo campaña

Las reformas a la Ley Electoral quitaron independencia al CSE, y lo expusieron a mayor instrumentalización de Daniel Ortega, según el informe.

El proselitismo político y la propaganda del Frente Sandinista en las diferentes instituciones viola de forma directa la Ley Electoral, la aprobación de normativas unilaterales han deteriorado el país jurídicamente, y hubo anomalías evidentes en la asignación de escaños tras los comicios electorales, expone el más reciente informe del Observatorio Pro Transparencia y Anti Corrupción presentado este jueves 9 de noviembre.

El estudio realizado a base de información recopilada por diferentes fuentes oficiales, artículos de prensa y sitios web, expone el secretismo palpable y la poca transparencia del Consejo Supremo Electoral (CSE) y otras autoridades nicaragüenses, así también el incumplimiento de leyes realizado por el partido dirigido por Daniel Ortega.

Deterioro del marco jurídico

El Observatorio Pro Transparencia expuso que la reforma a la Ley 331, Ley Electoral que se realizó en el 2021 presenta un «incremento competencial del CSE y la disminución de su obligación de rendición de cuentas» y añade que «al ampliarse las causas de suspensión y de disolución de los partidos políticos, se le otorgó al Consejo una discrecionalidad excesiva para decidir sobre el estatus legal de los mismos».

La alta dependencia del CSE a sus órganos inferiores y con el presidente Daniel Ortega puede incurrir en significativa influencia sobre el organismo electoral, de tal manera que dicha reforma no sólo redujo la independencia del Consejo, sino que incrementó la capacidad del presidente para instrumentalizarlo, según el documento.

CSE proclama reelección de Ortega y no da diputación a Camino Cristiano

El deterioro del marco jurídico se ve influenciado, además, por la aprobación de normativas aprobadas a finales del 2020, que se han utilizado para enjuiciar a opositores al régimen de Daniel Ortega, entre ellos quienes aspiraban a un cargo presidencial en las elecciones del 2021.

Incumplimiento de la Ley Electoral

El proselitismo político y propaganda que realiza el FSLN en las diferentes instituciones del Estado durante el período de campaña electoral está prohibido de acuerdo a la Ley Electoral.

El artículo 107 de dicha normativa expone que: «se prohíbe el uso de bienes propiedad del Estado para fines de propaganda política. En las oficinas públicas no podrá hacerse proselitismo político». Sin embargo, el informe del Observatorio expone que durante el período de campaña electoral, algunas instituciones públicas como centros de salud, no detuvieron la propaganda acostumbrada del FSLN.

Igualmente las alocuciones diarias de Rosario Murillo en medios de comunicación oficialistas «no fueron interrumpidas durante de la campaña electoral».

Escaños invertidos

De acuerdo con el documento, se expone que en comparación a la lista oficial de candidatos a diputados publicada el 10 de septiembre en La Gaceta Diario Oficial y en la proclamación de diputados electos existe una gran diferencia y es que los cargos se invirtieron de tal manera que quienes eran diputados suplentes pasaron a ser diputados propietarios.

El contenido que acabas de ver es producido por un equipo periodístico que se esfuerza y se arriesga cada día en medio de la persecución y la censura. Enfrentamos muchos desafíos para que los nicaragüenses se informen.

Danos tu apoyo para seguir.

El contenido que acabas de ver es producido por un equipo periodístico que se esfuerza y se arriesga cada día en medio de la persecución y la censura. Enfrentamos muchos desafíos para que los nicaragüenses se informen.

Danos tu apoyo para seguir.

Suscribite ahora mismo y recibí gratis nuestras noticias recientes.