Evo Morales recibe asilo político del nuevo gobierno argentino

Según el canciller argentino Felipe Solá, el expresidente de Bolivia, Evo Morales, llegó a Argentina el jueves pasado y se «quedará como refugiado» y agregó que Morales «se siente mejor acá que en México».

El asilo de Morales en Argentina se da dos días después de que Alberto Fernández asumiera la presidencia de ese país sudamericano.

Fernández es un político de izquierda y su vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner, fue presidenta de 2007 a 2015 completando dos periodos presidenciales y actualmente enfrenta un juicio por ser sospechosa de liderar una asociación ilícita dedicada al cobro de sobornos a grandes empresarios vinculados a la construcción de obras pública.

El canciller Solá, quien lleva dos días en el cargo, detalló que Morales aún no ha solicitado custodia personal y que desconoce en donde habitará el ex presidente, quien habría llegado a Argentina después que sus hijos Evaliz y Álvaro Morales llegaran a finales de noviembre.

Morales estaba bajo asilo político en México después de haber renunciado a la presidencia boliviana tras una ola de protestas ciudadanas que exigían su renuncia, ocasionadas por un fraude electoral que le habría dado a Morales un cuarto periodo presidencial.

El ex presidente tampoco habría respetado el referedum ciudadano que se hizo en Bolivia años antes de dicho proceso electoral, en donde los bolivianos dijeron no a la reelección de Morales.

Por su parte, Morales habría denunciado que fue víctima de un supuesto Golpe de Estado que le obligó a renunciar a la presidencia de Bolivia.

Después de esto, Daniel Ortega dijo en un discurso público que “lo de Bolivia es una prueba de fuego para que se pueda sostener la mínima confianza en la vía electoral, de lo contrario los pueblos se sentirán con todo el derecho, la obligación, de buscar las armas para tomar el poder por la vía revolucionaria (…) que lo piensen bien los que están jugando con fuego”.

Morales es uno de los aliados políticos de Daniel
Ortega, sin embargo, Nicaragua no ofreció asilo político al expresidente boliviano. El Secretario de Relaciones Exteriores Jacinto Suárez argumentó en su momento que la razón era porque Morales no huiría del país andino porque no “hizo nada malo” pero horas después de sus declaraciones el Gobierno de López Obrador, en México anunció el otorgamiento del asilo político al exmandatario andino.

“Este es un golpe contundente”, dice el exdiplomático Mauricio Díaz, al referirse a las afectaciones que tendrá el gobierno de Ortega por la dimisión de Morales. Díaz dice que “el proyecto orteguista” se ve afectado porque pierde un aliado importante en el sur.

“Recordemos que Bolivia no es solamente una Bolivia en sí, sino el pacto andino, son los países andinos. Los discursos del canciller boliviano que siempre fueron cuidadosos, no fue un patán, eso se acabo pero eso va a tomar tiempo”.

 

IMPORTANTE

Este contenido llega a usted de manera gratuita, pero necesitamos su apoyo para seguir brindando periodismo de calidad y mantener nuestra independencia. Su contribución es muy valiosa para Nicaragua Investiga. Con su donativo usted aporta al periodismo que hacemos en este proyecto. Para donar haga click aquí https://bit.ly/2HT5Wsm.

Ayudanos a darte la mejor información

Suscribete ahora mismo y obten la mejor informacion del acontecer nacional e internacional.