El expresidente colombiano Álvaro Uribe, bajo arresto

El expresidente Álvaro Uribe Vélez informó a través de su cuenta de Twitter, que la Corte Suprema de Justicia ordenó su detención, en una investigación por cargos de manipulación de testigos.

«La privación de mi libertad me causa profunda tristeza por mi señora, por mi familia y por los colombianos que todavía creen que algo bueno he hecho por la Patria», escribió el expresidente y senador colombiano.

Es la primera vez en la historia de Colombia que este tribunal ordena privar de la libertad a un expresidente.

Aunque aún no se conoce un pronunciamiento oficial de la Corte, medios locales informan que la Sala de Instrucción de esta organización ordenó imponer detención domiciliaria al senador, debido a una investigación por supuesto fraude y soborno de testigos en un proceso en el que es acusado de vínculos con escuadrones paramilitares de ultraderecha.

En la decisión, la corte determinó que el expresidente Uribe deberá permanecer en arresto domiciliario, mientras se desarrolla el proceso en su contra

En 2012, Uribe acusó al senador izquierdista Iván Cepeda de manipulación de testigos y de organizar un complot para vincularlo con escuadrones paramilitares durante visitas carcelarias a exintegrantes de esos grupos.

Sin embargo, en febrero de 2018, se archivó el caso y se abrió una investigación al expresidente por supuesta manipulación y presión de testigos, a través de terceros, contra el senador Cepeda, quien, según magistrados de la Corte, no había pagado ni presionado a exparamilitares, sino que había recopilado información como parte de su trabajo.

En octubre del año pasado, la Corte Suprema vinculó formalmente a Uribe a un proceso por  fraude procesal y soborno de testigos y rindió indagatoria, en la que negó su responsabilidad.

Por tener fuero de senador, el caso de Uribe quedó fuera  de la Comisión de Acusaciones de la Cámara de Representantes -encargada de los procesos a jefes de Estado y exmandatarios-. Por ello, se ha convertido en el primer expresidente que responde a un proceso penal en la Corte.

Impacto político

Álvaro Uribe Vélez es la cabeza del partido Centro Democrático, en el que milita el presidente Iván Duque. Con su detención, el partido pierde a su principal líder en el Congreso. No obstante, el partido aún no se ha pronunciado sobre el futuro de su curul.

Antes de la detención, el presidente Duque defendió al expresidente y dijo que debía poder defenderse en libertad con todas las garantías.

«¿Yo qué espero?, que un expresidente de la república, cualquiera que sea el expresidente, pueda ejercer su derecho a la defensa en libertad, entre otras cosas porque es un principio del debido proceso, sobre todo para aquellas personas que han sido revestidas de honores merecidos y que han tenido las más altas dignidades. Ya nadie está pidiendo que no se avance, que no se haga justicia, pero que se haga con las garantías de hacerse en libertad», señaló Duque, en diálogo con Caracol Radio.

Uribe es uno de los políticos más importantes en los últimos 20 años en Colombia. Fue presidente, entre 2002 y 2010, y durante su gobierno lanzó una ofensiva militar contra las guerrillas izquierdistas.

Al respecto, Duque dijo: «Es una persona que en todo su comportamiento está la palabra honorabilidad».

«Yo creo que siendo objetivos, todos reconocemos la Colombia en el año 2002 y la Colombia que nosotros vimos en el año 2010, independientemente de cualquier consideración», agregó.

Ayudanos a darte la mejor información

Suscribete ahora mismo y obten la mejor informacion del acontecer nacional e internacional.