Investigadores identifican a más de una decena de grupos extremistas en asalto al Capitolio

En los 10 días transcurridos desde el violento asalto al Capitolio de Washington el 6 de enero de 2021 por simpatizantes del presidente Donald Trump, un cuadro más completo ha emergido sobre los manifestantes, en el que los investigadores han identificado a miembros de más de una docena de grupos extremistas que participaron en la acción.

Los hechos del Capitolio arrastraron a extremistas que incluyen adherentes a la teoría de conspiración QAnon, el grupo de extrema derecha Proud Boys, milicianos, supremacistas blancos, enemigos de las máscaras para COVID-19 y partidarios acérrimos de Trump, que se reunieron para impedir que el Congreso certificara la victoria electoral de Joe Biden.

“Hubo diversos grupos que el Southern Poverty Law Center (Centro legal sobre la pobreza sureña), SPLC, normalmente rastrea y monitorea como parte de nuestro trabajo para abordar el odio y el extremismo”, dijo Lecia Brooks, directora de personal de esa organización.

Brooks compartió con la Voz de América los nombres de más de una decena de grupos extremistas que afirma que participaron en el disturbio. Otros investigadores entrevistados por la VOA confirmaron la lista. Aunque estos grupos son designados como de odio por el SPLC, ninguno está considerado como una organización terrorista doméstica y las agencias del orden no han acusado a ninguno de conspirar para lanzar un ataque al Capitolio.

Claves sobre la afiliación de los manifestantes surgieron de sus vestimentas, señales, banderas y otros detalles. Aunque algunos grupos buscaron disimular sus lazos, otros presumieron de su lazos ideológicos.

Afiliados de Proud Boys con gorras anaranjadas se identificaron en cámara como miembros de un delegación estatal. Los Three Percenters portaron una bandera estadounidense de la época de la Revolución.

Donald Trump, presidente de Estados Unidos

“Estaban operando a simple vista”, dijo Brian Levin, director ejecutivo del centro para el estudio del odio y el extremismo de la Universidad del Estado de California.

Aunque la presencia de milicias y los Proud Boys atrajo la mayor atención, miembros de grupos menos conocidos también se unieron a los manifestantes.

Uno de ellos es el Nationalist Socialist Club, o NSC-131, un grupo de odio de reciente fundación conocido por interceptar las protestas de Black Lives Matter. Otro es No White Guilt, un grupo nacionalista blanco cuyo fundador ha culpado al “antiblanquismo” por la propagación del coronavirus en EE. UU.

Levin dijo que la combinación de grupos nacionales, delegaciones estatales más pequeñas y entidades regionales autónomas “participaron de una forma u otra en la aglomeración”.

Cuántos miembros de grupos extremistas estuvieron en el disturbio no está claro. Aunque QAnon dice tener decenas de miles de adherentes, varios de los grupos identificados por el SPLC tienen muchos menos miembros. El número preciso de los que tomaron parte probablemente nunca se sabrá.

Miembros de la Guardia Nacional custodian en Capitolio mientras la Cámara de Representante debate un artículo de juicio político contra el presidente de EE.UU., Donald Trump, en el Capitolio, en Washington, el 13 de enero de 2020. Voz de América/NI

Aunque los  fiscales han identificado hasta ahora a unos 300 sospechosos acusados de participar en el disturbio, con una o dos excepciones, no los han vinculado a conocidos grupos extremistas. Dos días después del asalto, el FBI arrestó a Nick Ochs, el fundador de los Proud Boys Hawaii, quien estuvo entre los manifestantes.

Michael Sherwin, el fiscal federal interino para el Distrito de Columbia, dijo que las autoridades policiales conocen de los lazos entre los manifestantes y grupos extremistas y están buscando determinar hasta qué punto el ataque fue un esfuerzo coordinado entre múltiples grupos.

Arie Perliger, un investigador de extremismo y profesor de la Universidad de Massachusetts, dijo que los grupos extremistas que participaron en el disturbio del Capitolio también asistieron a protestas en algunos casos violentas contra los confinamientos impuestos por los estados en los meses anteriores.

“Estoy hablando de Boogaloo, estoy hablando de Proud Boys, estoy hablando de Rise Above Nation”, dijo Perliger. “Pienso que lo que realmente unificó a todos estos grupos es la percepción de que Trump era un vehículo muy efectivo para tratar de trastornar, de desmantelar, de minar las capacidades del gobierno federal”.

Entre los que entraron en el Capitolio había participantes del desfile en 2017 Unite the Right en Charlottesville, Virginia, donde murió un miembro de una protesta contraria.

Uno de ellos fue Tim Gionet, un activista de extrema derecha que usa el pseudónimo “Baked Alaska.” Gionet transmitió en vivo un video por DLive desde dentro del Capitolio.

Gionet fue arrestado en viernes por el FBI en Houston, Texas, y acusado de participar en el asalto del Capitolio.

Otro es Nick Fuentes, un organizador del desfile de Charlottesville quien asistió al discurso de Trump antes del disturbio, pero no entró en el edificio, según Brooks.

Estos son algunos de los grupos involucrados en el disturbio del Capitolio.

Proud Boys (Chicos orgullosos)

Los Proud Boys se describen como un club de “Chauvinismo masculino occidental”

El grupo acaparó la atención nacional cuando Trump, al pedírsele que lo denunciara durante un debate presidencial en octubre, declaró “Proud Boys, retrocedan y estén listos”.

El líder de los Proud Boys, Enrique Tarrio, es un acérrimo partidario de Trump y lideró el grupo Latinos por Trump durante la  campaña.

Brooks dijo que los Proud Boys estuvieron entre los organizadores del disturbio en el Capitolio. En los días anteriores, agregó, los Proud Boys usaron las plataformas de redes sociales populares entre los extremistas para propagar que “esto era algo que iba a suceder, que otros grupos extremistas debían estar involucrados”.

Trump se dirigió a las masas, horas antes del asalto al Congreso. (Photo by Brendan Smialowski / AFP)

A finales de diciembre, Tarrio escribió en Parler que los Proud Boys “acudirán en números récord” el 6 de enero, sin su tradicional uniforme negro y amarillo.

Tarrio fue arrestado días antes del disturbio y se le prohibió regresar a Washington. Dos días antes del asalto, el FBI arrestó a Nick Ochs, el fundador de Proud Boys Hawaii.

Oath Keepers y Three Percenters

Oath Keepers y Three Percenters son parte de un creciente movimiento “patriota” antigobierno conocido por reclutar a miembros de las agencias del orden y los militares.

Oath Keepers fue fundado en 2009 por Stewart Rhodes, un es paracaidista y graduado de la Facultad de Leyes de Yale. El grupo demanda a sus miembros, entre otras cosas, no “desarmar al pueblo estadounidense”, según la Liga Antidifamación.

Los Three Percenters, establecidos en 2018, se perciben como los descendientes ideológicos del supuesto 3% de estadounidenses que tomaron parte en la Guerra Revolucionaria.

Heidi Beirich, cofundadora del Proyecto Global Contra el Odio y el Extremismo, dijo que decenas de Oath Keepers participaron en el disturbio, muchos portando la bandera del grupo. Rhodes fue visto en fotografías frente al exterior del Capitolio.

Los Oath Keepers enviaron mensajes por Telegram y otras redes sociales para exhortar sus seguidores que asistieran a las protestas, afirma Beirich.

En una entrevista sobre las elecciones del 3 de noviembre con Alex Jones, un presentador de radio de extrema derecha y teórico de conspiraciones, Rhodes dijo: “Tenemos hombres estacionados fuera de D.C. como una opción nuclear. En caso de traten de remover al presidente ilegalmente, acudiremos y lo impediremos”.

QAnon

QAnon no es un grupo organizado, sino un creciente movimiento de teorías de conspiración que cree que Trump está batallando secretamente contra un “estado profundo” compuesto por pederastas adoradores del diablo que controlan el mundo.

Trump ha reenviado por Twitter repetidamente mensajes de cuentas que promueven QAnon, y más de una docena de candidatos republicanos que aspiraron al Congreso aceptaban algunas de sus afirmaciones.

Beirich dijo que muchos de los que marcharon sobre el capitolio portaban signos de QAnon.

“QAnon estaba en todas partes”, señaló. “Así que todo aparenta que un gran número de las personas que irrumpieron en el Capitolio eran miembros de QAnon.”

El FBI ha identificado a QAnon como una amenaza doméstica de terrorismo potencial.

Ayudanos a darte la mejor información

Suscribete ahora mismo y obten la mejor informacion del acontecer nacional e internacional.