Nuevo tiroteo en EE.UU. deja ocho muertos en Indianápolis

La violencia con armas de fuego "hiere el alma" de la nación estadounidense, lamentó el viernes el presidente Joe Biden

Al menos ocho personas murieron y varias resultaron heridas en un tiroteo en una empresa de la ciudad de Indianápolis, en el centro de Estados Unidos, el jueves por la noche.

La matanza ocurrió en instalaciones de la compañía de logística FedEx, cerca del aeropuerto internacional de la ciudad. Además de los fallecidos, cinco personas debieron ser hospitalizadas.

Bukele y la política interna de Estados Unidos: ¿Qué está en riesgo?

«Creo que apenas duró uno o dos minutos», dijo Craig McCartt, miembro de la policía de Indianápolis, citado por el canal de noticias CNN. «El sospechoso llegó desde el aparcamiento. Según tengo entendido, salió de su automóvil y empezó a disparar enseguida».

El presunto autor del tiroteo se suicidó cuando la policía llegó al lugar de los hechos.

Un trabajador de la planta de FedEx dijo a un canal local que vio cómo un hombre armado abría fuego en las instalaciones. «Vi al individuo con un subfusil, o un rifle automático, y empezó a disparar al aire libre. De inmediato me agaché, tenía miedo», contó Jeremiah Miller.

«Estamos profundamente conmocionados y entristecidos por la muerte de los miembros de nuestro equipo en el trágico tiroteo en nuestras instalaciones de Indianápolis», dijo la empresa en un comunicado.

 Interminable espera –

La planta donde ocurrió el tiroteo emplea a más de 4.000 personas, según informaciones de prensa.

La policía federal, el FBI, consideró que es «prematuro especular» sobre el móvil del autor de los disparos, y la compañía no indicó si se trataba de uno de sus empleados.

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, durante una conferencia de prensa este jueves en la Casa Blanca. AFP/NI

Familiares de los trabajadores de esta instalación denunciaron la interminable espera que debieron sufrir para tener noticias de sus seres queridos debido a una norma que prohíbe a ciertos empleados de este almacén de FedEx usar sus teléfonos celulares.

«Nos dieron un número para llamar, pero que no aportaba información alguna», criticó Tammy Campbell, la esposa de uno de los trabajadores, en Fox 59.

«Tienen que cambiar su política para que podamos contactar a un empleado o permitirles usar sus teléfonos celulares».

Un portavoz de la compañía confirmó a AFP que «bajo protocolos de seguridad y con el fin de minimizar las distracciones… el acceso a teléfonos celulares en ciertas áreas de operaciones de FedEx Ground está limitado a miembros autorizados».

– Sucesión de tiroteos –

Estados Unidos ha sido escenario de matanzas similares en las últimas semanas en ciudades como Atlanta, Boulder (Colorado) y Los Ángeles.

«Esta mañana, la gente de Indianápolis se enfrenta a la horrible noticia de otro tiroteo», lamentó Joe Hogsett, el alcalde de la ciudad.

«Nos invade la pena (…) La pena por las familias de los fallecidos, la pena por los empleados que perdieron a sus compañeros y la pena por los numerosos estadounidenses que tratan de entender cómo siguen ocurriendo tragedias como ésta una y otra vez», añadió.

Casi 40.000 personas mueren cada año en Estados Unidos a causa de las armas, y más de la mitad son suicidios.

Los numerosos tiroteos en el país reabren con frecuencia el debate sobre la proliferación de armas, sin muchos avances hasta la fecha.

La violencia con armas de fuego «hiere el alma» de la nación estadounidense, lamentó el viernes el presidente Joe Biden.

«Demasiados estadounidenses mueren cada día por la violencia de las armas», dijo en un comunicado.

Ante la dificultad de lograr medidas más restrictivas en el Congreso, el mandatario presentó un plan limitado para prevenir la propagación de las llamadas «armas fantasma» -de fabricación artesanal, a veces con impresoras 3D-, que son imposibles de rastrear en caso de ser utilizadas en un crimen.

También propuso aumentar las regulaciones para los soportes de brazo diseñados para estabilizar el arma, un dispositivo usado por el sospechoso del tiroteo de Colorado.

Biden indicó que sus propuestas son solo un punto de inicio y llamó al Congreso a legislar para lograr medidas como el control de antecedentes y terminar con la venta de fusiles de asalto que muchas veces son utilizados en los tiroteos masivos.

Muchos estadounidenses siguen muy apegados a sus armas e incluso se han apresurado a comprar más desde que comenzó la pandemia, y más aún durante las grandes protestas antirracistas de 2020 y las tensiones electorales del otoño boreal.

Desde el 1 de enero, han muerto más de 12.000 personas por armas de fuego en Estados Unidos, según el Gun Violence Archive.

El contenido que acabas de ver es producido por un equipo periodístico que se esfuerza y se arriesga cada día en medio de la persecución y la censura. Enfrentamos muchos desafíos para que los nicaragüenses se informen.

Danos tu apoyo para seguir.

El contenido que acabas de ver es producido por un equipo periodístico que se esfuerza y se arriesga cada día en medio de la persecución y la censura. Enfrentamos muchos desafíos para que los nicaragüenses se informen.

Danos tu apoyo para seguir.

Suscribite ahora mismo y recibí gratis nuestras noticias recientes.