Conflicto diplomático entre El Salvador y Venezuela por Sánchez Cerén

Desde sus cuentas en twitter, el Presidente de El Salvador y el Canciller de Venezuela se confrontan, tras solidaridad con el expresidente Salvador Sánchez Cerén y de otros exfuncionarios, acusados por los presuntos delitos de peculado, lavado de dinero y enriquecimiento ilícito.

El Presidente de El Salvador, Nayib Bukele reaccionó molesto desde su cuenta en twitter, tras un comunicado del Gobierno de Venezuela donde expresa su solidaridad al expresidente Salvador Sánchez Cerén y rechaza lo que llaman una persecución judicial en su contra.

Posteando el comunicado del gobierno venezolano, el presidente salvadoreño expresó: ¨¿Y ustedes no tienen nada mejor que hacer? Como por ejemplo, ¿Qué un aguacate no cueste 3.7 millones de bolívares?¨.

Inmediatamente, le contestó el Canciller de Venezuela, Jorge Arreaza afirmando que  ¨la soberbia, el ego y la arrogancia lo llevan por la ruta del Titanic¨. Sucesivamente, el mandatario Bukele no se quedó mudo y escribió: ¿Lo dice por experiencia?

La confrontación entre ambos funcionarios se da, tras una orden de captura en contra del expresidente salvadoreño Sánchez Cerén y de otros exfuncionarios, por los presuntos delitos de peculado, lavado de dinero y enriquecimiento ilícito.

Venezuela denuncia persecución judicial

La reacción de repudio mediante las redes sociales del presidente, Bukele es porque el gobierno venezolano manifestó su solidaridad con el expresidente Sánchez Cerén y un grupo de ex funcionarios de su gobierno, que son militantes del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN), calificando la orden de captura por presuntos casos de corrupción como ¨víctimas de una persecución judicial sin precedentes, emprendida por la Fiscalía General de ese país¨.

¨A todas luces, estamos ante un nuevo caso de lawfare, estrategia utilizada en años recientes por los grupos conservadores en el poder para intentar desmovilizar la organización y resistencia de los pueblos contra el neoliberalismo y demás formas de dominación¨, dice el comunicado.

Mientras que en el Salvador, hace tres días, el fiscal general, Rodolfo Delgado, anunció que solicitará a la Interpol girar una alerta roja para capturar al ex jefe de Estado Salvador Sánchez Cerén por delitos cometidos en el Gobierno anterior a su mandato, cuando era vicepresidente, entre otros exfuncionarios acusados por supuesto lavado de dinero.

Para el actual mandatario salvadoreño su predecesor Sánchez Cerén es un «prófugo de la justicia».

Ayudanos a darte la mejor información

Suscribete ahora mismo y obten la mejor informacion del acontecer nacional e internacional.