Occidentales y rusos endurecen el tono tras seis meses de guerra en Ucrania

Estados Unidos acusó este martes a Moscú de planear una intensificación inminente de los bombardeos en Ucrania, donde la guerra entra este miércoles en su séptimo mes, y Rusia replicó que no habrá «piedad ninguna» tras el asesinato de Daria Duguina, hija de un ideólogo cercano al Kremlin.

Cronología del Crimen de Ayotzinapa, en México

La embajada estadounidense en Kiev advirtió que Rusia se dispone a intensificar sus bombardeos «en los próximos días» en Ucrania y pidió a sus ciudadanos salir del país lo antes posible, a través de todos «los medios de transporte terrestre privados disponibles».

Tras el repliegue de las fuerzas rusas de la región de Kiev a fines de marzo, los combates se concentran en el este de Ucrania, donde Moscú conquistó lentamente terreno antes de estancarse, y en el sur, donde las tropas ucranianas aseguran efectuar una lenta contraofensiva.

«Debemos ser conscientes de que mañana es posible que haya provocaciones rusas repugnantes y bombardeos brutales», advirtió en su tradicional mensaje nocturno el presidente ucraniano, Volodimir Zelenski.

Se refería así al aniversario de la independencia de Ucrania, este miércoles, que coincide con los seis meses del inicio de la invasión rusa.

«Evidentemente responderemos a toda manifestación del terrorismo ruso», añadió el dirigente ucraniano, que durante el día se entrevistó en Kiev con su homólogo polaco Andrzej Duda, uno de sus más fervientes apoyos.

«Ninguna debilidad»

El presidente francés, Emmanuel Macron, alzó también el tono e instó a la comunidad internacional a no mostrar «ninguna debilidad» ante Rusia, en un mensaje de video difundido en el marco de la «plataforma de Crimea», que reúne a los principales aliados de Ucrania y existía antes de la invasión del 24 de febrero.

Macron aseguró que los países de la Unión Europe (UE) están decididos a apoyar el combate de Ucrania «a largo plazo».

EEUU advierte de posible intensificación de ataques rusos contra Ucrania

«Nunca reconoceremos ningún intento de cambio de estatus de ninguna parte de Ucrania», abundó el jefe de gobierno alemán, Olaf Scholz, cuyo país entregará nuevo armamento a Kiev por valor de 500 millones de euros, que llegará en su mayor parte en 2023.

El jefe de la diplomacia europea, Josep Borrell,afirmó en una entrevista con la AFP que Putin apuesta por «las reticencias» de los europeos a soportar las consecuencias económicas de la guerra.

Por ello, insistió en que la unidad entre los 27 países del bloque es una tarea que debe reafirmarse «día a día».

Borrell afirmó además que Putin «está jugando con fuego», al referirse a la central nuclear ucraniana de Zaporiyia, la mayor de Europa, ocupada por tropas rusas desde marzo y que las dos partes se acusan mutuamente de bombardear.

Temen juicios a prisioneros de guerra

La ministra francesa de Relaciones Exteriores, Catherine Colonna, abordó por teléfono con su homólogo ruso, Serguei Lavrov, una posible visita a la central por parte de inspectores del Organismo Internacional de la Energía Atómica (OIEA).

Esa visita, que busca «disminuir el riesgo de un grave accidente nuclear en Europa», podría tener lugar «de aquí a algunos días si las negociaciones en curso llegan a buen puerto», indicó el director general del OIEA, Rafael Grossi.

La ONU se mostró por su lado preocupada por la posibilidad de que Rusia juzgue a prisioneros de guerra ucranianos en la ciudad de Mariúpol, capturados en mayo.

«El derecho internacional humanitario prohíbe la creación de tribunales destinados únicamente a juzgar a prisioneros de guerra», declaró una portavoz del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos.

«Murió en el frente»

En Moscú, cientos de personas asistieron a los funerales de Daria Duguina, hija del ideólogo y escritor ultranacionalista Alexander Duguin, fallecida el sábado al explotar su coche cerca de la capital rusa.

Guerra de Ucrania afecta al sistema humanitario global, advierte Cruz Roja

Duguina, periodista y politóloga de 29 años, era al igual que su padre una ferviente partidaria de la invasión rusa de Ucrania.

«Fue un crimen bárbaro, para el que no hay perdón posible (…) No puede haber piedad ninguna para los organizadores, ni para quienes lo encargaron ni para los ejecutantes», afirmó Lavrov.

«Murió en el frente por la nación, por Rusia. El frente está aquí», declaró Alexander Duguin, con la voz temblorosa.

Los servicios de seguridad rusos (FSB) afirmaron el lunes que el atentado fue preparado y ejecutado por los servicios de inteligencia ucranianos. Ucrania lo desmintió y acusó a Rusia de haber cometido ese crimen para intentar removilizar a la opinión pública.

«Por supuesto que no es nuestra responsabilidad. No es una ciudadana de nuestro país, no nos interesa», replicó secamente Zelenski este martes.

El contenido que acabas de ver es producido por un equipo periodístico que se esfuerza y se arriesga cada día en medio de la persecución y la censura. Enfrentamos muchos desafíos para que los nicaragüenses se informen.

Danos tu apoyo para seguir.

El contenido que acabas de ver es producido por un equipo periodístico que se esfuerza y se arriesga cada día en medio de la persecución y la censura. Enfrentamos muchos desafíos para que los nicaragüenses se informen.

Danos tu apoyo para seguir.

Suscribite ahora mismo y recibí gratis nuestras noticias recientes.