Síguenos

¬ŅQu√© estas buscando?

Nación

Alarman asaltos en los caminos que conectan a Diriamba, Carazo, San Marcos y Jinotepe

Varias víctimas cuentan que un sujeto los intercepta y que de repente, aparece una pandilla armados de machete y pistolas. Hay denuncias en la Policía de Carazo, pero no ha habido respuestas.

El camino que conecta a la ciudad de Diriamba, con la ciudad de San Marcos, Los Tanques. Se les llama caminos por dentro, ya que acortan los kilómetros, son caminos solitarios con casas distanciadas.

Habitantes de las comunidades La Guabas, Los Tanques, Los Medranos y El Chorizo, denuncian un disparo de la inseguridad ciudadana en sus caminos por los que muchos han dejado de transitarlos a ciertas horas del día y la noche. Presumen que una banda de asaltantes, son los responsables.

Dijeron los comunitarios que la supuesta agrupaci√≥n ha causado zozobra a habitantes del reconocido ‚Äútri√°ngulo de oro‚ÄĚ en el departamento de Carazo, debido a que en las √ļltimas semanas, los robos con arma de fuego se han incrementado.

Cabe mencionar que dichas comunidades conectan a las ciudades de Diriamba, Dolores, Jinotepe y San Marcos, son caminos solitarios de tierra donde la vigilancia policial no alcanza a llegar, razones por las cuales estos caminos se han convertido en zonas de asaltantes.

Camino de la comunidad Las Guabas, Diriamba, que lleva directamente al barrio Bélgica de la ciudad de San Marcos.

Do√Īa Martha Molina, habitante de la comunidad de Las Guabas, jurisdicci√≥n de la ciudad de Diriamba, alega que esta situaci√≥n ya tiene mucho tiempo y que la banda delincuencial si existe, porque uno de sus dos hijos, fue v√≠ctima hace un a√Īo cuando, lo enca√Īonaron en el gancho de camino que divide los caminos de Los Tanques y Dolores.

‚ÄúMi hijo regresaba de su trabajo en su motocicleta, siempre se ven√≠a por dentro porque por el camino viene a salir a la casa, ya eran como las seis y media de la tarde, cuando √©l dice que un hombre se le tir√≥ por un costado, cay√≥ con todo y la moto y otros tres hombres apuntando con pistola lo ataron de pies y manos. Se le llevaron la moto y la cartera, y me lo dejaron tirado sobre el camino‚ÄĚ, cont√≥.

Otras víctimas

De igual manera, la joven Elida Palacios, relata que hace un poco menos de dos meses, viajaba junto a su pareja a bordo de una mototaxi a dejar unos pasajeros a la ciudad de San Marcos, pero que a su regreso a eso de las siete y media de la noche, fueron interceptados por cinco sujetos sobre el camino.

Proceso contra despojados de nacionalidad viola Código Procesal Penal y la Constitución

‚ÄúTen√≠an un mecate en el centro del camino, medio bajamos la velocidad y en eso solo miramos que est√°bamos rodeados por cinco hombres encapuchados, uno ten√≠a un machete en la mano y el otro una escopeta. Nos bajaron de la moto, a m√≠ me dijeron que si hablaba me iban a violar, a mi pareja lo golpearon y le quitaron el canguro donde andaba el dinero y su celular, solo nos dijeron: v√°yanse, antes que nos arrepintamos‚ÄĚ, dijo Palacios.

La joven diriambina asegura que fueron a la estaci√≥n policial a poner la denuncia, pero les dijeron que ellos ya son sabedores de dicha banda de delincuentes, pero que se les ha hecho dif√≠cil lograr su captura, ‚Äúporque la poblaci√≥n tiene temor denunciarlos‚ÄĚ.

Trabajadores de zona franca preocupados

Los trabajadores de una zona franca ubicada en la ciudad de Masatepe, pero habitantes de la comarca Los Medranos, jurisdicci√≥n de San Marcos, dicen sentir mucho temor y que se sienten desprotegidos por las autoridades policiales. ‚ÄúEstamos siendo v√≠ctimas de robo con intimidaci√≥n por sujetos a bordo de motocicletas armados con armas blancas y pistolas y la Polic√≠a no parece ponerle mente a esto‚ÄĚ, se quej√≥ un obrero.

Para don Eliasiv C√°rdenas, originario de la comarca Los Medranos de San Marcos, Carazo, los integrantes de dicha banda de asaltantes son hombres que viven dentro de estas mismas comunidades y que conocen todos los caminos, las horas en las que pueden operar y a quienes pueden asaltar.

‚ÄúHace como un mes, en la entrada de esta comarca, casi matan a un joven que ven√≠a de su trabajo. Aqu√≠ es bien oscuro, no hay luz y la estaci√≥n policial est√° algo largo. Al pobre hombre lo estaban esperando y por robarle la moto le dispararon en el pecho, al escuchar el disparo la gente sali√≥, pero ya nadie hab√≠a‚ÄĚ, cont√≥ Cardenas.

‚ÄúEl joven ‚Äďagreg√≥‚Äď qued√≥ tirado sobre la carretera, entonces aqu√≠ corremos peligro porque la mayor√≠a de los que vivimos aqu√≠ trabajamos en zonas francas y ellos saben cu√°ndo nos pagan‚ÄĚ, indic√≥ don Eliasiv.

Karla Arteaga tambi√©n se uni√≥ a la denuncia. Coment√≥ que ella es operaria de zona de franca y tiene que salir de madrugada a la carretera porque vive en la √ļltima calle de la comarca, pero que ahora, su madre y un hermano salen a dejarla todos los d√≠as desde que supieron que hay hombres armados y delinquiendo en la zona.

Amarran de pies y manos a víctimas

Atado de pies y manos y con una venda en sus ojos, dejaron al ciudadano Elvis Romero, lo tiraron al fondo de una quebrada en la comunidad Las Guabas, en la ciudad de Diriamba, para luego llevarse su motocicleta.

El mismo modo con que dejaron al hijo de do√Īa Martha Molina, lo que confirma que se trata de las mismas personas, que se han adue√Īado de los caminos que conectan a las ciudades antes mencionadas.

Para Romero, fue el susto de su vida, puesto que regresaba de una campa√Īa evang√©lica a eso de las diez de la noche. El atraco ocurri√≥ cerca de la medianoche.

M√°s all√° de un carn√©: los ni√Īos nicarag√ľenses migrantes y su derecho a la identidad

‚ÄúA mitad del camino yo vi a un hombre que se detuvo, yo sigo mi rumbo y solo sent√≠ cuando este se me tir√≥ encima. Despu√©s vi que otros dos hombres salieron de un monte, yo supliqu√© por mi vida, les dije que se llevaran la moto pero que no me hicieran nada. Me amarraron las manos, los pies y los ojos, me levantaron y me hicieron caminar, yo solo sent√≠ que me metieron el pies y me ca√≠ hasta el fondo de una quebrada‚ÄĚ, record√≥.

Romero recuerda que estuvo tirado por m√°s de una hora, quieto hasta que no escuch√≥ ning√ļn ruido. Empez√≥ a soltarse de la manera que pudo, ‚Äúsolo Dios me ayud√≥‚ÄĚ, dijo. La motocicleta se la llevaron y es la fecha y no la ha recuperado, a pesar que puso su denuncia en el mismo instante que logr√≥ salir de la quebrada donde fue lanzado por los delincuentes.

Los carace√Īos hacen un llamado a las autoridades policiales de estos municipios, y del departamento, para que tomen medidas al respecto. ‚ÄúSe necesita la captura de estos individuos y que haya patrullaje en los caminos‚ÄĚ, pidieron.

Autor
Nicaragua Investiga
Comentar

You must be logged in to post a comment Login

Leave a Reply

Te podría interesar

Nación

Patricio Javier L√≥pez Gonz√°lez se hab√≠a convertido en agente de la Polic√≠a Nacional hace m√°s de cuatro a√Īos.

Nación

Entre los crímenes achacados a José Celedonio Rivera Salgado está el asesinato de un ganadero y los dos hijos de este.

Política

Los diputados, todos fieles y obedientes a Ortega y a Murillo, ratificaron el acuerdo este jueves de forma ‚Äúurgente‚ÄĚ.

Nación

Hay mucha incertidumbre. Se conoce que la Policía de Masaya ordenó cancelar el evento católico, mientras una fuente afirma que van a recibir a...

Copyright © Nicaragua Investiga 2023