Marcos Novoa se recupera en Hospital de Miami

El joven exiliado nicaragüense Marcos Novoa se encuentra «físicamente fuera de peligro», después de tratar de quitarse la vida producto de la depresión que padece como secuela por haber sido torturado en una cárcel clandestina en Nicaragua.

Por ahora, el joven permanece internado en el Hospital Mercy en el sur de Florida mientras termina de recuperarse completamente. A pesar de su recuperación física, familiares de Novoa dijeron a Nicaragua Investiga que el joven se encuentra delicado en cuanto a su salud mental.

El joven fue secuestrado por paramilitares el pasado 24 de mayo de 2018 y trasladado a una cárcel clandestina en donde permaneció hasta el 01 de junio del mismo año, cuando fue liberado cerca de la rotonda Jean Paul Genie.

Una vez en el exilio, Novoa relató a la cadena de televisión Telemundo que había participado activamente en las protestas en contra del gobierno de Daniel Ortega y que durante su secuestro había sido golpeado en el estómago y en los testículos, así como torturado psicológica y sexualmente.

Algunos excarcelados políticos y conocidos de Novoa como Fredrych Castillo han mostrado su preocupación por el estado de salud del joven exiliado. Castillo escribió en su cuenta de twitter que se sentía muy afectado por «seguir perdiendo amigos y que otros lo estén considerando o intentando».

La psicóloga Amanda Maltez explicó recientemente en una entrevista que la depresión, ansiedad, trastornos alimenticios, parálisis de sueño, insomnio, entre otras cosas, son secuelas que viven los excarcelados por los malos tratos a los que son sometidos en las cárceles del país, y que por ello es necesario que las personas que salen de prisión reciban atención psicológica.

De acuerdo a Maltez, toda persona que es encarcelada sufre una alteración a su dinámica, su rutina y sus hábitos son afectados hasta recibir una despersonalización, es decir, “el sujeto o la sujeta va a sentir como que eso es una pesadilla o un sueño y esta persona como que está viendo la vida pasar y como que no es parte de esa vida o de esa realidad”.

La experta también explica que “la escucha activa, la empatía, el no invalidar los sentimientos” de estas personas y el acompañamiento son necesarios para los excarcelados por parte de las personas cercanas y sus familiares.

Asimismo, la ayuda psicológica para los excarcelados es necesaria para que puedan reintegrarse a la sociedad y tratar las secuelas que les ha dejado el encarcelamiento.

 

IMPORTANTE

Este contenido llega a usted de manera gratuita, pero necesitamos su apoyo para seguir brindando periodismo de calidad y mantener nuestra independencia. Su contribución es muy valiosa para Nicaragua Investiga. Con su donativo usted aporta al periodismo que hacemos en este proyecto. Para donar haga click aquí https://bit.ly/2HT5Wsm

Ayudanos a darte la mejor información

Suscribete ahora mismo y obten la mejor informacion del acontecer nacional e internacional.