El crimen del empresario Anges Sequeira, que encaró al sandinismo exigiéndoles devolver tierras expropiadas

Frank Ibarra alegó no ser el asesino del Dr. Sequeira, pero confesó que la intención era secuestrarlo y como el empresario se abstuvo, sus subordinados lo liquidaron