Empeora la seguridad en Nicaragua mientras se profundiza la crisis política

  • Esta semana dos mujeres fueron asaltadas y abusadas sexualmente en Managua. Las autoridades callan

A criterio de la socióloga y experta en temas de género, María Teresa Blandón, «es como si la crisis hubiese abierto las compuertas de un falso relato sobre la seguridad ciudadana», debido a que en el país no existe seguridad ante los altos niveles de delincuencia.

El gobierno de Daniel Ortega ha sacado pecho de que Nicaragua es supuestamente el país más seguro de la región centroamericana, pero de acuerdo a Blandón, este tipo de casos demuestran lo contrario.

«A partir de abril del 2018, nos hemos convertido en uno de los países más violentos y más inseguros de centroamérica» destaca la socióloga y agrega que «la tragedia es que ese propio Estado que declaraba que éramos uno de los países más seguros de Centroamérica es el que propició en mucho este estado creciente de inseguridad»

Recientemente se conoció de dos casos de jóvenes mujeres que habrían sido asaltadas, secuestradas y posteriormente abusadas sexualmente en las cercanías de la Cuesta El Plomo y a orillas del Lago de Managua. Uno de estos asaltos fue captado por cámaras de seguridad de algunas empresas que se ubican en la zona.

Asimismo, se conoció del robo de un contenedor de quesillo el pasado 13 de diciembre en Malpaisillo, municipio del departamento de León. La Cámara Nicaragüense del Sector Lácteo denunció el asalto de este contenedor que dejaría perdidas de al menos 72 mil dólares al sector y afectaría a unas 600 familias.

«Los robos, los asesinatos están a la orden del día» dice Blandón y explica que en el caso de las mujeres, no solo están sometidas a robos o asaltos si no también a violaciones sexuales debido a que los asaltantes son hombres criados para demostrar su virilidad a través de la violencia.

María Teresa Blandón, socióloga y experta en temas de género – Foto: Nicaragua Investiga

El experto en temas de seguridad Roberto Cajina, resalta que el alto nivel de seguridad «es como una herencia que nos va a dejar la crisis» y resalta que el nivel de inseguridad no mejorará hasta que la crisis política sea resuelta.

A su vez, Blandón resalta que las autoridades no garantizan un ambiente seguro para los ciudadanos. «Con un Estado que ha propiciado la violencia, que la ha legitimado y que ha armado paramilitares los cuales algunos actúan por su propia cuenta, inevitablemente es de esperarse que estas situaciones sigan incrementando» comenta la experta.

De acuerdo a cifras de Católicas por el Derecho a Decidir, el año 2019 cerró con una cifra de 63 femicidios en Nicaragua y según la socióloga Blandón, va a continuar la tendencia de violencia en general, y contra las mujeres en particular como consecuencia de la polarización social en la que se encuentra el país a raíz de la crisis política, además de que «hay muchos ciudadanos que tienen permiso del propio Estado que los armó para ejercer violencia y porque no hay una ruta institucional que prevenga la violencia» debido a que la Policía Nacional no se encarga de resguardar la seguridad de los ciudadanos.

De igual manera, Cajina señala que el trabajo de la fuerza policial «se ha desnaturalizado» porque ya no protege a los ciudadanos y solamente «resguarda los intereses del régimen».

IMPORTANTE

Este contenido llega a usted de manera gratuita, pero necesitamos su apoyo para seguir brindando periodismo de calidad y mantener nuestra independencia. Su contribución es muy valiosa para Nicaragua Investiga. Con su donativo usted aporta al periodismo que hacemos en este proyecto. Visite www.nicaraguainvestiga.com y obtenga más información.

Ayudanos a darte la mejor información

Suscribete ahora mismo y obten la mejor informacion del acontecer nacional e internacional.