¿Cómo Ortega llegó a controlar todos los Poderes del Estado? Aquí puedes entenderlo

  • Foto principal tomada del diario La Prensa

Desde que el Frente Sandinista volvió al poder con Daniel Ortega a la cabeza y como presidente en 2007, lo primero que hizo fue buscar el control de todos los Poderes del Estado. Esto lo fue logrando poco a poco y según analistas, esto fue consecuencia del «Pacto» del 2000 que hizo el caudillo sandinista con Arnoldo Alemán, el eterno líder del Partido Liberal Constitucionalista PLC.

El experto constitucionalista Gabriel Álvarez, comenta que el pacto entre el PLC y FSLN funcionó como «un punto de partida» para que Ortega desmantelara el frágil Estado de Derecho en los años siguientes, sobre todo cuando asumió el poder 7 años más tarde.

«A partir de aquí las instituciones fundamentales del Estado y entre ellas los poderes supremos se dividieron en bancadas» y sus funciones eran bajo los intereses políticos y partidarios tanto del FSLN como del PLC, explica Álvarez.

El abogado recuerda que cuando Alemán estuvo preso bajo la administración del ex presidente Enrique Bolaños, Ortega habría aprovechado con artimañas políticas para romper con el bipartidismo en las instituciones estatales y así crear «una hegemonía y un control» sobre la mayoría de los Poderes del Estado.

Gabriel Álvarez es experto constitucionalista. FOTO: NICARAGUA INVESTIGA.

Funcionarios de Alemán le dieron la espalda

Ortega habría conseguido que los magistrados propuestos por Alemán de los Poderes Judicial y Electoral, así como los funcionarios superiores de la Contraloría y Procuraduría de Derechos Humanos, pasaran a formar parte del FSLN.

Por su parte, el analista político Fanor Avendaño comenta que con el modelo bipartidista entre el PLC y FSLN que surgió del Pacto, más la corrupción de  Alemán, el partido liberal se vio deteriorado y permitió a Ortega acaparar mayor espacio en las instituciones y cooptar a los mismos funcionarios de Alemán

Álvarez señala que este fenómeno es visible sobre todo en las bancadas que hoy se encuentran en la Asamblea Nacional, en donde hay diputados que una vez fueron liberales y ahora representan al sandinismo. El caso más emblemático es el del tránsfuga político Wilfredo Navarro.

Ministros son «peleles»

Avendaño detalla que con el Poder Ejecutivo ha sucedido una particularidad, pues en los ministerios han habido designaciones, en lugar de nombramientos de ministros. «Los que verdaderamente dominan el quehacer institucional son los secretarios políticos» del FSLN, y no los ministros, comenta el analista.

El FSLN se habría encargado de nombrar a estos secretarios políticos en cada ministerio para que pasen las órdenes de Ortega a los ministros, convirtiéndose según la explicación de Avendaño en «comisarios políticos. Y los ministros lamentablemente y sin ser peyorativo son peleles de esos comisarios políticos»

Por otro lado, Álvarez comenta que los ex miembros de la seguridad del Estado, ex militares o militantes disciplinados del FSLN son los que estarían en los puestos de mayor jerarquía dentro del Poder Judicial, el cual ha sido uno de los poderes que Ortega se ha dispuesto a controlar con mayor saña, manifiesta el experto constitucional.

El analista Fanor Avendaño- FOTO: NICARAGUA INVESTIGA.

Desde el Poder Judicial se acaparó a los demás Poderes

«A partir del control del Poder Judicial se fueron garantizando la posibilidad de tomar las decisiones que produjeran obligación jurídica de acatarla y que afectaban la composición y el funcionamiento de los otros Poderes del Estado», comenta Álvarez, por lo cual considera que fue muy importante esta jugada política de Ortega para poder controlar los otros  Poderes.

Por otro lado, el experto asegura que los fraudes electorales también fueron importantes para el control del Estado por parte del FSLN, debido a que con cada fraude el partido rojo y negro «fue ampliando las mayorías parlamentarias que tenía».

A partir de estos fraudes, Ortega consiguió que su partido fuese mayoría en la Asamblea Nacional para poder reformar la Constitución y aplicar la Ley a su gusto y antojo «sin necesidad de consensuar con las otras bancadas parlamentarias», agrega el jurista.

Además de controlar la Asamblea, los fraudes electorales también le permitieron a Ortega controlar las alcaldías municipales en todo el país. «Por lo tanto tenemos todos los poderes del Estado, todos los municipios y las regiones autónomas bajo el control del presidente Ortega», explica Álvarez.

La Asamblea Nacional es quizás el Poder del Estado más importante debido a que desde ahí se toman las decisiones que afectan a toda la población a nivel nacional. Actualmente, el parlamento sigue controlado por Ortega y el presidente Gustavo Porras está sancionado por los Estados Unidos debido a estar involucrado en violaciones a derechos humanos de los nicaragüenses.

La Asamblea Nacional de Nicaragua es controlada por Daniel Ortega – Foto: Nicaragua Investiga

Desde la Asamblea Nacional incluso se puede suprimir la inmunidad del presidente y la vicepresidenta, y siendo así, desde el  Poder Judicial se podría juzgar a Ortega y Murillo por los crímenes de lesa humanidad de los que los hace responsables el Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes, pero actualmente ambos están controlados por Ortega,

Una vez cooptado el Poder Legislativo, Ortega ya no tiene necesidad de negociar ni de hacer ningún juego político con ninguna de las otras bancadas partidarias para que sean aprobadas sus leyes, reformas, decretos y demás que el mandatario quiera.

El experto también resalta que con este control sobre el Estado, Ortega institucionalizó modelo de diálogo y consenso que sostuvo por años con la empresa privada y que permitió que hubiese un potencial desarrollo económico a pesar de que en el país no hubiese institucionalidad democrática.

Lo curioso de este tema es que Ortega dijo en una entrevista a Carlos Fernando Chamorro en 2005, cuando aún era oposición, que si él resultaba electo como presidente en 2006, se sometería a lo que la Asamblea Nacional le dictara y que impulsaría un conjunto de cambios a la Constitución para restarle poderes al Ejecutivo, sin embargo hasta la fecha, Ortega no ha cumplido con esa promesa.

IMPORTANTE

Este contenido llega a usted de manera gratuita, pero necesitamos su apoyo para seguir brindando periodismo de calidad y mantener nuestra independencia. Su contribución es muy valiosa para Nicaragua Investiga. Con su donativo usted aporta al periodismo que hacemos en este proyecto. Para donar haga click aquí https://bit.ly/2HT5Wsm.

Ayudanos a darte la mejor información

Suscribete ahora mismo y obten la mejor informacion del acontecer nacional e internacional.