Elecciones en Nicaragua: estos son los posibles escenarios

Las elecciones en Nicaragua están cada día más cerca y algunos analistas se atreven a vaticinar cómo podría ser el ambiente pre y post electoral de cara al 2021.

Según el sociólogo Sergio Cabrales, existen cuatro posibles escenarios; dos de ellos antes de los comicios y otros dos después de los mismos.

Uno de los escenarios preelectorales que prevé Cabrales podría ser que haya cierta apertura en cuanto a las libertades públicas como el derecho a la movilización y que Ortega permitiera la observación internacional como condición mínima para celebrar los comicios.

Mientras que el otro escenario previo a las elecciones «sería que entremos a un proceso electoral sin las condiciones mínimas y bajo un contexto autoritario» a como está actualmente, lo que implicaría que el proceso sea muy cuestionado y que no haya validación internacional, «lo cual comprometería la estabilidad del próximo gobierno de Ortega, si es el caso que se reeligiese», indica.

Desde septiembre de 2018, el gobierno de Daniel Ortega ha declarado ilegales las protestas en su contra. Foto: NI

Habría inestabilidad después de las elecciones

El tercer escenario que prevé el sociólogo es que haya un proceso electoral transparente en el cual gane la oposición, por lo cual, «probablemente tengamos bastante movilización después del proceso electoral, que la gente vuelva a salir a las calles, que haya cierto tono celebrativo» por parte de los ciudadanos.

Pero eso también implica que hayan contramovilizaciones por parte de simpatizantes sandinistas que pasarían a ser oposición del nuevo gobierno, lo cual se traduciría en un inicio inestable para la nueva administración.

El cuarto escenario que sería una victoria del FSLN con Ortega o cualquier otra persona como candidato presidencial, en un proceso electoral «viciado», que no esté legitimado por la comunidad internacional, pues «tendríamos posiblemente una prolongación del conflicto» porque los ciudadanos continuarían acumulando descontento y se podría estar a las puertas de un nuevo estallido social donde la respuesta gubernamental sería más represión.

Un poder electoral independiente podría garantizar elecciones libres y transparentes.

 

 

 

 

 

 

 

 

Sin embargo, Cabrales marca un escenario extra, que sería un proceso electoral transparente, con condiciones y con observación Internacional en el cual resulte ganador el FSLN con el candidato que sea, incluido Ortega, «democráticamente hay que aceptarlo», pero igual se generaría un descontento social que podría estallar pronto.

Para Cabrales esto depende mucho de cuánto logre organizarse la oposición y si logran consolidar una verdadera unidad en contra del FSLN.

Elecciones aún podrían ser adelantadas

El sociólogo Cirilo Otero ni siquiera cree que las próximas elecciones presidenciales se celebren en 2021 debido a la presión internacional que existe sobre Ortega. «Yo veo al señor Ortega desesperado por frenar las sanciones» y una manera de detenerlas, sería adelantando las elecciones.

Según Otero, ante ese eventual adelanto de elecciones, Ortega tendría lista una estrategia para dividir a la oposición y es adelantarlas de manera rápida, para no darle chance a la oposición de que conforme una verdadera unidad, además de repartir personerías jurídicas a diversos grupos para potenciar la división.

Por otro lado, en esas elecciones adelantadas, Otero prevé que «Ortega va a intentar hacer fraude, porque ese es su estilo. Va a intentar hacer fraude a como dé lugar» pero incluso prevé otro escenario; un proceso electoral con Ortega en otro plano de vida.

«Ese sería el escenario ideal, no porque le desee la muerte, si no porque a lo interno del partido FSLN va a haber una lucha a muerte» comenta el sociólogo, pues cree que Rosario Murillo pretendería asumir el control y mandato del partido pero la militancia y los grupos de poder dentro del FSLN no estarían de acuerdo.

Ortega gobernando ilegítimamente

La comandante guerrillera Dora María Téllez considera que «cualquier elección que se de en este año o el próximo, Ortega va a salir derrotado, yo no tengo ninguna duda de eso», asegura.

Asimismo, Téllez comenta que si Ortega no impulsa reformas electorales verdaderas y trata de reelegirse a través de un fraude electoral va a iniciar un gobierno condenado al fracaso.

«Si no hay una reforma electoral profunda, si no hay una limpieza en el Consejo Supremo Electoral y si Ortega cree que se va a ir a robar las elecciones, va a quedar no sólo como un gobierno aislado, si no como un gobierno ilegal e ilegítimo» expone Téllez y compara esa situación con la de Nicolás Maduro, quien tras un proceso electoral reconocido como fraudulento a nivel internacional, muchos países de la región no reconocen su gobierno como legítimo.

Téllez comenta que quizás solo sea reconocido por sus aliados como Cuba y Venezuela pero que sería un gobierno totalmente «paria, es decir, sin recursos y sin relaciones diplomáticas con ningún otro Estado».

  • Foto principal: OSWALDO RIVAS REUTERS.

Ayudanos a darte la mejor información

Suscribete ahora mismo y obten la mejor informacion del acontecer nacional e internacional.