Nicaragüenses en la Florida, entre la espada y la pared por el Coronavirus

El Estado de la Florida ha cambiado drásticamente desde la aparición del primer caso positivo de Coronavirus. En el Condado de Miami, por ejemplo, las autoridades implementaron el cierre de universidades y escuelas, establecieron toques de queda en varias ciudades por la noche, cerraron centros y parques de diversión y hasta oficializaron el cierre parcial de restaurantes y cafeterías que ahora atienden solo por las ventanillas.

La implementación de las medidas de prevención del coronavirus goza de visto bueno de la ciudadanía, sin embargo el impacto económico está poniendo a pensar a miles de cabezas de familias que tiene la obligación de llevar el sustento a sus hogares.

“En un departamento mandaron a sus casas sin derecho a paga a todo el departamento, en el departamento dónde estoy yo nos dejaron solamente a 5 personas, dónde éramos prácticamente 15” menciona Ericka Taleno, una nicaragüense que trabaja en una compañía de suministros de un aeropuerto en Miami y que tiene el temor de correr la misma suerte de sus compañeros.

El temor de Marcos Altamirano no es menor, él tiene su pequeño negocio, una tienda de muebles, y comenta que su incertidumbre se basa en no poder vender para pagarle a sus trabajadores, pero de igual forma el temor que uno de ellos adquiera el coronavirus por asistir a sus labores.

“No estoy en pánico, pero sí frustrado, porque tengo el compromiso con mis trabajadores de mantener mis puertas abiertas para que cuando alguien decida venir a comprar podamos generar negocios…pero también está la parte de la salud me da temor que uno de mis trabajadores se contagie” menciona el nicaragüense Altamirano.

https://www.nicaraguainvestiga.com/minuto-a-minuto-sobre-el-coronavirus-en-nicaragua/

Cristina Jaime, una nicaragüense con más de 17 años de vivir en Miami no está ajena a la situación y mantiene el mismo temor, ella trabaja como apoyo en un hogar residencial del Condado y prefirió quedarse en su casa ante el temor de poder contagiarse del Coronavirus y trasladárselo a su familia, en especial a su hija que sufre de problemas respiratorios.

“La opción que a mi me dieron fue si quieres ven sino igual quédate en tu casa, pero lógicamente ese “si quieres ven se escucha como: si vienes a trabajar te pago sino no” explica Jaime.

La disyuntiva de asistir a trabajar o correr el riesgo de adquirir el virus tiene en una situación critica a miles de familias nicaragüenses que trabajan día a día para llevar el sustento a sus hogares.

“Esto nos afecta a todos sino trabajas no comes, no pagas renta y no pagas tus cuentas” remarca Ericka Taleno.

Economistas han señalado que debido a la crisis que se vive a nivel mundial por el COVID-19, Nicaragua dejará de percibir grandes cantidades de remesas que en su mayoría provienen de Costa Rica y Estados Unidos.

Paypal (clic aquí)

Ayudanos a darte la mejor información

Suscribete ahora mismo y obten la mejor informacion del acontecer nacional e internacional.