Daniel Ortega no presentó datos estadísticos ni plan de emergencia por Covid-19

Después de 34 días desaparecido de la vida pública, la expectativa sobre su aparición hoy era que presentara datos estadísticos de la pandemia, así como un plan de apoyo económico para los sectores más vulnerables y un plan de contención del virus, sin embargo en su discurso, de corta brevedad para lo acostumbrado en sus intervenciones, se centró en atacar a Estados Unidos y a su sistema de salud.

Sobre Nicaragua dijo muy poco, nada que aporte datos nuevos de los ofrecidos ya por el Ministerio de Salud o Rosario Murillo en sus llamadas telefónicas diarias a los medios de comunicación de su conglomerado empresarial.

Daniel Ortega dijo que desde el 11 de marzo que la OMS declaró al Covid-19 como una pandemia mundial hasta hoy 15 de abril se han reportado en el país «1,237 personas fallecidas en el país, de todas ellas solo una por coronavirus», y explicó que el resto murió de otras enfermedades como diabetes, tumores, enfermedades renales, accidentes de tránsito, VIH, entre otras.

Daniel Ortega aparece luego de 34 días de dejar al país enfrentar solo la pandemia de Covid-19. Foto: El 19 Digital

En lo que parece ser una respuesta a las múltiples críticas que ha recibido por su prolongada ausencia, Ortega dijo que «en medio de esta pandemia no se ha dejado de trabajar, porque aquí si se deja de trabajar el país se muere» y justificó sus pocas medidas de prevención asegurando que la respuesta de su gobierno ha sido «calmada».

«No salimos en estampida, si hemos salido en estampida nos pasa lo que le pasa a la gente en los estadios que terminan aplastados», aseguró.

Expresó que si ordena al ejército, a la policía o a los campesinos aislarse y «dejar de producir, el país se muere», y por eso debe responder con cautela a la emergencia, contra todas las recomendaciones de la OMS y la OPS.

¿Muy preparados?

Según dijo, «el 90% de los hospitales que están en el ámbito del Estado están dotados para atender, hay suficientes respiraderos, gracias a Dios no ha se ha utilizado todos los respiraderos», dijo Ortega en medio de la corrección de su esposa; “es respiradores”, le murmuró.

El mandatario no especificó a qué cantidad de respiradores se refiere, debido a que un estudio médico independiente indicaba que en Nicaragua apenas habían unos 160 y la mayoría o estaban utilizados por pacientes con otras condiciones de salud críticas o estaban infuncionales por falta de mantenimiento.

«Por todos lados tenemos unidades de cuidados intensivos «, afirmó el jefe de gobierno sin indicar cifras exactas. No dio a conocer cuáles son los 19 hospitales habilitados para atender casos de Covid-19, que el Ministerio de Salud anunció desde un inicio.

«Las reservas de medicamentos que tiene el sistema de salud, incluyendo el seguro, ahí estamos hablando del 90% e incluso más y otros medicamentos que solo los tiene el Estado como el Interferón», dijo Ortega nuevamente sin referir detalles específicos, considerando además, que hasta hoy la OMS ha señalado que no existe un tratamiento médico para el Covid-19.

«Tenemos las capacidades para atender a la población en tanto el ritmo en que ha venido manifestándose la epidemia ha sido el que hemos logrado administrar», dijo el mandatario sin indicar qué planes tienen en caso que el brote de Covid19 acelere su propagación y la demanda hospitalaria aumente drásticamente a como ha sucedido en los países vecinos.

Ortega también negó que hayan ciudadanos nicaragüenses exportando la enfermedad a otros países a como lo reporta Cuba que registra tres contagios en nuestro país, más otros dos a causa del contacto directo con los viajeros que estuvieron en nuestro territorio.

Hospital Alemán Nicaragüense aloja a algunos de los casos de Covid-19. Foto: NI

La aparición de Ortega fue alivio para sus seguidores, que a pesar de lo que diga están contentos con verlo luego de haber abandonado sus funciones por un largo período, de lo cual Ortega tampoco ofreció explicación, pero para una gran mayoría de nicaragüenses dejó el mismo vacío de información que siempre. Nicaragua es el país con menos datos sobre su manejo epidemiológico.

El ataque a Estados Unidos y la ONU

Ortega aseguró que la pandemia es una señal divina para indicar un cambio en la política mundial.

«Esta es una señal de Dios que nos está diciendo; ustedes van por mal camino gastando miles de millones en bombas, en bases militares, en alianzas militares», dijo Ortega que consideró que el gobierno norteamericano debe destinar esos fondos «para construir hospitales» y ofrecer la atención de salud generalizada fuera el enfoque privado que ahora tiene, así como para asistir a otros países en vías de desarrollo.

Ortega dijo que Naciones Unidas también debe ser «totalmente remodelada, porque el mundo ahora «demanda una refundación ética y moral».

Para donaciones por Paypal https://bit.ly/2xK3m4F

Foto principal: El 19 Digital

Ayudanos a darte la mejor información

Suscribete ahora mismo y obten la mejor informacion del acontecer nacional e internacional.