Exministra de salud: Funcionarios sandinistas se favorecen del COVID19 a través de distribuidoras farmacéuticas

Investigaciones periodísticas han revelado el control de Gustavo Porras en la industria farmacéutica, a través de la empresa Unimark, que en 2009 firmó un contrato de 460 mil dólares aportados por el INSS para la compra de 20 mil tratamientos antivirales, usados contra la gripe AH1N, según publicó el Diario La Prensa.

La pandemia de entonces favoreció al consorcio empresarial de Porras, que solo tres años antes había iniciado con un capital de 5,633.80 dólares.

A partir de ese año la empresa de Porras siguió expandiéndose, gracias a contratos millonarios con el Estado y se llegó a tener una importante porción en el mercado de la importación de medicinas e insumos médicos y hospitalarios, según denuncia la exministra de salud Dora María Téllez.

“Indudablemente que ser los más grandes negociantes importadores y distribuidores de esos productos en este momento los favorece”, dice la Téllez que a su vez fue Ministra de Salud.

Téllez señala que hay una demanda elevada de materiales de reposición periódica y de medicinas que se están usando en la emergencia del COVID19,  sin embargo sugiere transparentar las compras que hace el Ministerio de Salud (MINSA).

“Sería importante que el MINSA hiciera transparentes sus compras de medicamentos y materiales médicos. A quien le compra, cuánto y a qué precios está comprando. Tal como se hace en otros países”, señala Téllez.

Hasta el 23 de mayo, el Observatorio Ciudadano Covid-19 en Nicaragua reportó 2,408 casos sospechosos de Covid-19 y 598 muertes por neumonía y sospechosas por coronavirus.

 

Dora María Téllez aduce que si Gustavo Porras y Roberto López, presidente del seguro social,  no transparentan las compras, es claro, según ella que el “grupo de los Ortega-Murillo están haciendo un gran negocio a costa de la salud del pueblo”.

-“Ellos dejaron correr la pandemia y ellos son los únicos beneficiados”, alega Téllez.

Ana Quirós, experta en temas de salubridad, sostiene que la concentración de estas empresas de Gustavo Porras y sus asociados ha logrado que el Seguro Social de Nicaragua “compren medicamentos a precios superiores a los del mercado internacional”.

Quirós asegura que en el entorno de la pandemia del COVID19 la privatización de empresas por funcionarios sandinistas “se torna más grave” por la disponibilidad de artículos indispensables para combatir el virus. Ella cree que por el control de los distribuidores farmacéuticos, tomados los dueños, “dejen al pueblo de Nicaragua a la merced de sus decisiones”.

https://www.nicaraguainvestiga.com/cosep-exige-al-gobierno-que-se-apliquen-medidas-contra-el-covid19/

“Por qué es hasta casi tres meses después de iniciada la emergencia de la pandemia empieza el Ministerio de Salud a gestionar las compras de medicamentos y equipos de protección”, dice Quirós en relación al poder farmacéutico que está en manos de funcionarios públicos y no se prepararon en la distribución de medicinas antes de tiempo.

Ana Quirós dice que el Ministerio de salud actúa para “beneficiar” a quienes tienen cerca o a quienes controlan “desde adentro y desde afuera”.

Actuación mafiosa

La experta en temas de salud asegura que la escasez de medicinas que son de primera mano para combatir la pandemia del COVID19 es una “actuación mafiosa” de parte del gobierno de Nicaragua, puesto que hay negocios que se están aprovechando de la pandemia, según Quirós.

“Es una actuación mafiosa de este gobierno criminal que no garantiza la atención y tampoco garantiza el equipo de medicamentos a precios razonables, esto no solo se está dando en el caso de los medicamentos y equipo personal, sino se está dando en el caso de los ataúdes o entierros de empresas vinculadas al gobierno criminal”, dice Ana Quirós.

Ayudanos a darte la mejor información

Suscribete ahora mismo y obten la mejor informacion del acontecer nacional e internacional.