Negación de subsidios afecta estabilidad emocional de nicaragüenses

La decisión del Instituto Nicaragüense de Seguridad Nacional (INSS) de no brindar subsidio a los trabajadores que presenten síntomas del Covid-19 está afectando el estado emocional de las personas, aseguran especialistas.

La Dra. Anely Pérez, miembro de la Unidad Médica Nicaragüense (UMN), asegura que las personas infectadas no solo deben lidiar con el miedo de muerte y la soledad de estar aislados de su familia, sino que además se suma el gran agravante es la parte económica.

“La parte económica está golpeando mucho porque a veces son trabajadores los que se enferman, tal vez el único sustento de la casa y entonces encima de eso los mandan a la casa y hay problemas con el tema de los subsidios” asegura la Dra.

«Periodos de reposo y no de subsidios»

Al presentarse un trabajador con síntomas de Covid-19 lo que se les ofrece es un periodo de reposo y no un subsidio, por lo que el INSS se libera de asumir cualquier pago.

“El instituto de seguridad social no se está haciendo cargo de eso entonces el trabajador queda prácticamente un poco desprotegido” puntualiza Pérez.

Las personas no cuentan con el pago del subsidio si se enferman de Covid19, por disposición del INSS. Foto: NI

Temor a perder el trabajo

El psicólogo Oliver Vanegas comenta que la constante situación de preocupación por perder el empleo afecta la estabilidad de las personas al generar estrés y ansiedad.

Vanegas asegura que una situación en donde el trabajo “se ve amenazado por un despido, porque me van a mandar de vacaciones por muchos días” afecta desde las necesidades fisiológicas como son la alimentación y el descanso, hasta la autorealización que se da a partir de recibir remuneración por el trabajo.

“La incertidumbre que genere la poca asistencia que puede brindar el INSS genera más estrés, es decir que no podemos tener esperanza ante cualquier otra cosa que no sean nuestros propios recursos y estos están amenazados” agrega el especialista en salud mental.

La Dra. Pérez también destaca que la situación de los subsidios puede provocar depresión y esto baja aún más el sistema de defensa inmunológica, haciendo que la persona esté más susceptible a la enfermedad.

Riesgos en la recuperación

La Dra. Pérez asegura que ahorita se esta presentando la primera oleada de pacientes que se han recuperado de la enfermedad y esto va a generar otra necesidad.

Tras haber presentado el último síntoma, las personas afectadas deben esperar de 14 a 21 días más en sus hogares y no salir a trabajar por un periodo tan amplio “le crea mucha preocupación a la población y está entrando a trabajar antes de tiempo, y ese paciente si entra antes de tiempo puede estar todavía diseminando el virus”, asegura.

Foto principal: Nicaragua Investiga 

Ayudanos a darte la mejor información

Suscribete ahora mismo y obten la mejor informacion del acontecer nacional e internacional.