Siete años sin el Gran Canal Interoceánico

Nada de lo prometido por Daniel Ortega y el chino Wang Jing se ha construido a siete años del anuncio oficial de la ejecución del Gran Canal Interoceánico, que expropiaría de sus tierras a centenares de campesinos y comunidades indígenas.

La Ley 840, Ley Especial para el Desarrollo e Infraestructura y Transporte Nicaragüense Atingente a El Canal, Zonas de Libre Comercio e Infraestructuras Asociadas, establece que si en seis años no se concretaba aunque fuera uno de los subproyectos del canal, cualquiera de las dos partes tendrían el derecho de terminar con la concesión.

Es decir que la Ley 840 desde el año pasado puede ser derogada por la Asamblea Nacional pero hasta la fecha no se ha iniciado ningún trámite con este fin.

Para líderes campesinos como Medardo Mairena, el vencimiento del plazo para la ejecución del Gran Canal significa una «victoria», pero aún les preocupa el hecho de que la ley no haya sido derogada y continúe vigente porque representa una amenaza potente que podría quitarles sus tierras.

Presentación del Gran Canal Interoceánico

En agosto del año pasado, durante la celebración del 39 aniversario del Ejército de Nicaragua, Daniel Ortega dijo que no se había olvidado de su promesa del Canal, «al contrario, tenemos históricamente, el compromiso de que se haga una realidad el canal por Nicaragua”, mencionó Ortega pero no especificó el cómo o  cuándo se ejecutará la obra habiendo vencido el plazo que establece la ley.

Según la presentación del proyecto en 2013, el Gran Canal Interoceánico tendría una extensión de 278 kilómetros, 520 metros de ancho y hasta 30 metros de profundidad, y sería tres veces más largo que el Canal de Panamá. La obra cruzaría del océano pacífico al océano atlántico, desde el istmo de Rivas, atravesando 105 kilómetros del lago Cocibolca, hasta llegar a Punta Gorda en el Caribe Sur.

La obra debía estar finalizada para los últimos meses del 2019 con un presupuesto de 50 mil millones de dólares, según lo prometido por Ortega y el chino Wang Jing, pero lo único inaugurado hasta la fecha es la construcción de una carretera de 13 kilómetros por donde pasaría la maquinaria pesada que se ocuparía para construir el Gran Canal, sin embargo, la carretera tampoco fue construida.

Comisión del  Gran Canal recibirá 7 millones este año

Para este 2020, el Presupuesto General de la República indica que la Comisión del Gran Canal Interoceánico de Nicaragua recibirá 7 millones 603 mil córdobas, y la exposición de motivos del PGR señala que ese dinero será destinado para la operación de la Autoridad de El Gran Canal Interoceánico de Nicaraguacon el objetivo de pagar sus gastos administrativos y de personal.

A esta misma entidad, se le han asignado más de 33 millones de córdobas desde 2014 hasta la fecha, según los PGR de cada año. Hasta hoy no se han rendido cuentas de qué se ha hecho con ese dinero, y tampoco se ha informado a los nicaragüenses sobre el trabajo realizado por esta comisión

En su momento, el economista Luis Núñez señaló que esto representa uno de los “grandes enigmas del presupuesto” desde el año 2014, y cuestionó que se le está dando dinero a una oficina que “no hace absolutamente nada” y tampoco se hacen esfuerzos por justificar el uso esta asignación presupuestaria.

Laureano Ortega fue el encargado de traer, recibir y facilitar negocios a Wang Jing en Nicaragua – Foto: EFE

En un reportaje realizado por Nicaragua Investiga, la ambientalista y representante del Grupo Cocibolca Mónica López Baltodano, aseguró que su  organización hizo estudios para tratar de identificar los intereses ocultos tras el proyecto del Gran Canal.

“Identificamos más de 18 sociedades mercantiles registradas en distintos paraísos fiscales, estaban registradas en las Islas Caimán, en Holanda, Hong Kong, en Nicaragua, y finalmente la concesionaria que controlaba todo en Beijing, es decir en China Continental”, aseguró López.

Para la ambientalista, el Gran Canal representa “un esquema muy potable para el lavado de dinero y otras actividades ilícitas”. De hecho, el hijo de la pareja presidencial Laureano Ortega fue sancionado por los Estados Unidos y señalado por el departamento del tesoro de “usar la compañía del Gran canal Interoceánico como medio para lavar dinero”.

Foto Principal: El 19 Digital

Ayudanos a darte la mejor información

Suscribete ahora mismo y obten la mejor informacion del acontecer nacional e internacional.