Muere Monseñor Bosco Vivas Robelo por problemas respiratorios

Monseñor Bosco Vivas Robelo, Obispo Emérito de la Diócesis de León murió esta madrugada a sus 77 años tras permanecer intubado desde el fin semana, ha informado la Diócesis de León en sus redes sociales.

«Su Excelencia Monseñor Cesar Bosco Vivas Robelo, obispo emérito de León, partió hacía la casa del padre, la madrugada de este 23 de Junio, luego de permanecer hospitalizado varios días en el hospital de referencia nacional Fernando Veléz  Paiz en la ciudad de Managua, capital de Nicaragua», indica el comunicado emitido recientemente.

El Cardenal Leopoldo Brenes ha lamentado el fallecimiento de Robelo y ha enviado sus condolencias en las redes sociales.

Según información de la Arquidiócesis de Managua, lo funerales de Robelo se realizarán de manera privada en la Catedral de León y piden a lo fieles «unirse desde casa, elevando oraciones por su eterno descanso».

Robelo fue internado tras presentar problemas respiratorios, una afección derivada del SARS Co-V2, sin embargo se desconoce si el obispo padecía el virus.

Días atrás, monseñor Carlos Avilés, Vicario General de la Arquidiócesis de Managua aseguró a Nicaragua Investiga que el párroco Vivas sufrió altas temperaturas y que podía ser sometido a una prueba de COVID-19.

Monseñor Carlos Avilés dijo a Nicaragua Investiga que Vivas iba a ser sometido a una prueba de COVID19.

“Un par de días tuvo calentura y lo llevaron al hospital y quedó internado (…) parece que le iban a hacer la prueba para ver si es COVID-19, pero no han dicho todavía”, aseguró Avilés.

Monseñor Carlos Avilés y el padre Rodrigo Urbina alegaron que Bosco Vivas ha sido una persona sana y no sufre de enfermedades preexistentes.

 Una figura controversial

Robelo fue uno de los obispos más controversiales dentro de la Conferencia Episcopal de Nicaragua (CEN) por su acercamiento al presidente Daniel Ortega, que otorgaba grandes partidas económicas a la Diócesis, mientras reducía el presupuesto a las iglesias críticas a su gestión.

Robelo fue asignado como Obispo en la Diócesis de León por el Papa Juan Pablo II el 2 de abril de 1991, sin embargo a sus 75 años de edad, el papa Francisco aceptó su renuncia y puso como sucesor al monseñor Sócrates René Sandigo.

Ayudanos a darte la mejor información

Suscribete ahora mismo y obten la mejor informacion del acontecer nacional e internacional.