Supuestos intelectuales llaman mentiroso a organismo que documentó la masacre del Día de las Madres

William Grigsby Vado, junto a un grupo de «intelectuales» han enviado una carta abierta para que «esclarezcan» los hechos de un video documental sobre lo sucedido el 30 de mayo de 2018 en la denominada «Madre de todas las marchas». 

Una investigación del Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF), en alianza con SITU Research, y con información de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), dejó al descubierto al aparato represivo estatal durante la marcha.

El video muestra el operar de la Policía de Nicaragua, en la manifestación donde fueron asesinados varios jóvenes.

Aunque los “intelectuales” y miembros sandinistas llaman “mentirosos” a estas organizaciones, asegura que son cinco personas las que fallecieron ese día, pero en realidad son ochos personas las que menciona el material audiovisual, entre los fallecidos dos aliados del partido de gobierno.

En la acusación señalan que las personas fallecidas tras marchar ese día, por no estar de acuerdo con el gobierno de Ortega, son catalogados como “elementos que andaban delinquiendo”.

Los tres manifestantes asesinados ese día son: Jonathan Eduardo Morazán Meza, Francisco Javier Reyes Zapata y Daniel Josías Reyes Rivera.

La carta abierta de Grigsby llena de contradicciones

En la carta abierta indica que estos organismos no tienen ninguna seria corroboración independiente.

Además les acusan de omitir a los dos sandinistas que murieron ese día y sobre cómo y por qué estas dos personas fueron asesinadas.

Grigsby y sus aliados aseguraron que el Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) organizado por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), ha acotado que la policía “utilizó deliberadamente una fuerza letal desproporcionada contra manifestantes pacíficos”.

En la carta abierta le preguntan a las organizaciones por qué no “muestran activistas de la oposición portando armas de fuego, incluidos fusiles automáticos, que disparaban pistolas automáticas”, dicen los “intelectuales”.

“¿Por qué en su vídeo documental se retrata a la policía y a los policías voluntarios con armas automáticas sin explicar que la razón por la que están armado? Dos días antes (…) un policía resultó muerto y cinco policías heridos por activistas armados de la oposición”, se justifican y aceptan que policías voluntarios estaban armados.

La mayoría de los firmantes son personas que fungieron en un cargo estatal, pero ahora están jubilados y sin participación política y mediática.

Ráfagas de AK sembraron el terror

La marcha inició a las 10 de la mañana en la Plaza de las Victorias y se dirigió a la Rotonda Jean Paul Genie, donde concluiría.

Al llegar al punto final del trayecto, los manifestantes decidieron ir a la UNAN-Managua en solidaridad con los estudiantes atrincherados en la alma máter, que esa misma mañana fue atacada por paramilitares, causaron la muerte de un estudiante  de nombre Isaías Emilio Portocarrero, de 20 años.

Hasta ese momento se reporta oficialmente dos heridos, entre ellos una niña que fue trasladada de emergencia al Hospital Vivían Pellas con una herida en la cabeza. Otros organismos hablaban de hasta siete heridos.

«Están con escopetas y francotiradores en árboles y edificios aledaños, ya hay un muerto y varios heridos», dijo un integrante del Movimiento Autoconvocado a Nicaragua Investiga aquel sábado que se tiño de negro el país.

Foto principal tomada de Internet

Ayudanos a darte la mejor información

Suscribete ahora mismo y obten la mejor informacion del acontecer nacional e internacional.