Comisión de la Verdad creen en investigaciones de la policía sobre el atentado en Catedral

El integrante de la Comisión de la Verdad, Cairo Amador, se refirió al incendio en la Catedral de Managua, calificado como un “acto terrorista” por la Iglesia Católica y por el Papa Francisco.

El hecho ocasionó la destrucción de la imagen de la Sangre de Cristo, venerada por la feligresía católica.

“Creo en los reportes de la policía y también creo que el Cardenal (Leopoldo Brenes) tiene derecho a pedir investigaciones privadas. Pero más allá de eso existe un trasfondo político alrededor de toda esta situación”, dice Amador.

Más de ocho iglesias han sido profanadas en las últimas semanas

Cardenal puede decir lo que quiera sobre el atentado

Amador opina que el Cardenal Leopoldo Brenes «puede decir lo que quiera sobre el atentado» a La Sangre de Cristo.

«Sí él piensa que es un acto terrorista tiene que de alguna manera apuntalar lo que cree», expresa Amador.

«Cuando él (Cardenal) dice que es acto terrorista no señala quién lo hizo, señala el hecho caracterizado en esos términos», admite el integrante de la Comisión de la Verdad.

El mismo día en que ocurrió el incendio, el Arzobispo de Managua señaló que fue un «acto planificado» y detalló cómo operó el autor del hecho.

Pero Cairo Amador asegura que esto no sucedió así.

Los planteamientos son una falacia porque no responde a la verdad

Amador opina que hay un planteamiento “lineal” sobre las relaciones de la Iglesia católica y el Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN), que ha surgido después del atentado en la Catedral.

Con «lineal» Amador asegura que se refiere al contexto de “cómo las confrontaciones y las contradicciones que comenzaron en 1979 siguen hasta ahora», y agrega que eso para él es «una falacia que no responde a lo que ha sido la verdad”, agregó.

Cairo Amador dice que en su momento hubo una reconciliación entre la Iglesia católica y el partido sandinista por esas indiferencias.

Tensiones entre el sandinismo y la Iglesia Católica datan de la década de 1980

«La feligresía católica en gran parte sandinista acogió y aceptó ese perdón», cree Amador.

Para Amador no existe una contradicción entre el gobierno que lidera el presidente Daniel Ortega y la iglesia católica.

Piensa que existen «elementos» del clero que han optado por posiciones políticas opositoras, pero «no representan a la Iglesia como tal».

En la represión estatal de 2018, la iglesia católica estuvo en desacuerdo con el actuar del gobierno de Daniel Ortega por la forma de reprimir las manifestaciones cívicas.

Crónica de un día bajo fuego: Ataque a la iglesia Divina Misericordia

Los templos católicos fueron centros de refugio para las personas que participaron en las protestas, y la presión policial se dirigió a los párrocos que acudieron a proteger a estas personas.

El ataque paramilitar a la parroquia Divina Misericordia dejó entrever cómo la policía dirigió la represión por más de 12 horas hacia dicho templo.

En las paredes de la iglesia se reflejan aún los impactos de balas que iban dirigidas a los jóvenes que estuvieron atrincherados en la UNAN-Managua.

Ayudanos a darte la mejor información

Suscribete ahora mismo y obten la mejor informacion del acontecer nacional e internacional.