Liberan al excanciller nicaragüense Francisco Aguirre Sacasa

El excanciller de Nicaragua, Francisco Aguirre Sacasa ha sido liberado esta tarde, luego de haber sido presentado por medios oficiales como «delincuente», por supuestamente haber comprado dos campanas robadas de un templo católico de Granada.

En declaraciones al diario La Prensa, Sacasa señaló sentirse golpeado emocionalmente por «alguien que quiso aprovecharse de esta situación» y agregó que al ser liberado le dijeron que eran «instrucciones de arriba».

Sacasa se vio involucrado en la compra de dos campanas de bronce que fueron sustraídas en la parroquia San José Obrero, de la ciudad de Granada.

Los ladrones han sido detenidos y puestos a la orden de la fiscalía, pero el proceso continúa donde tendrá que contratar a un abogado para un juicio.

El problema real de Nicaragua: ¿Ortega o la oposición en conflicto?, analiza Francisco Aguirre Sacasa

Lo acusan de «tope»

La policía ofreció una conferencia de prensa en la que presentó a Aguirre Sacasa junto a otros tres hombres, supuestamente autores del robo.

Según la versión oficial, los tres supuestos delincuentes robaron las campanas y luego llegaron en taxi a la casa del excanceiller Sacasa «a quien le vendieron las campanas robadas en la iglesia San José Obrero por 3,400 córdobas».

La policía dice haber encontrado las campanas en el interior de la vivienda del exdiplomático.

Los hombres con antecedentes delictivos por robo con fuerza y narcotráfico, dijeron que en varias ocasiones han vendido objetos robados a Sacasa, según la versión policial que identifica a Sacasa como «tope» (receptor de objetos robados).

Sacasa es un férreo crítico del gobierno del presidente Daniel Ortega.

Ayudanos a darte la mejor información

Suscribete ahora mismo y obten la mejor informacion del acontecer nacional e internacional.