Tribunal de la Familia tramita más de 1,200 divorcios en el primer semestre del año

Los divorcios continúan ocupando el primer lugar en los Juzgados de Familia, junto a la pensión alimenticia.

Las estadísticas del Tribunal de Familia muestran que durante el primer semestre de este año se recibieron un total de 1,260 causas por divorcio y 739 asuntos por tema de alimentos.

Las cifras muestran que la mayoría de divorcios no ocurren bajo el consentimiento de ambas partes, sino que a través de demandas unilaterales.

Nicaragua invierte 15 córdobas al año por habitante en salud mental

De las 1,260 causas presentadas, 1,109 se trataron de demandas unilaterales, y solo 151 por consenso mutuo.

Las disoluciones matrimoniales continúan ocupando el primer lugar tanto en sede Notarial como en los Juzgados de Familia, junto a las de pensión alimenticia.

Falta de comunicación asertiva

La psicóloga forense Imelda Torres destaca que los divorcios en gran medida suceden debido a la falta de comunicación asertiva entre las partes.

Además, destaca que en Nicaragua no existe la costumbre de solicitar ayuda cuando las relaciones de pareja presentan problemas, lo que dispara el índice de divorcios.

La misma ruptura de los canales de comunicación influye en que la mayoría de los divorcios tampoco puedan realizarse bajo consentimiento mutuo, pues no existe diálogo, negociación “y nadie quiere ceder” resalta Torres.

Además, muchas veces los hijos suelen verse involucrados en estos procesos, ya que se suele recurrir a la alienación parental, es decir que a través de la manipulación coloca a los hijos en contra de la madre o el padre.

Sin embargo, Gabriela Saavedra Ortega, especialista en derecho, destaca que las leyes que faciliten el divorcio pueden tener un efecto positivo en la sociedad “especialmente en el bienestar de la mujer”.

Cambios en los roles de familia transforman los prejuicios

El divorcio, ya sea por consentimiento o por voluntad de una de las partes, evita que se generen ambientes de intolerancia y favorece al control de la violencia física, sexual, psicológica, patrimonial y económica, destaca Saavedra.

Violencia obstétrica: partos deshumanizados y humillantes en Nicaragua

La forma en que son percibidos los divorcios ha cambiado significativamente en relación a generaciones anteriores. Aunque aún continúa siendo un tema que genera opiniones diversas.

Torres opina que esto se debe a los cambios ocurridos en las dinámicas familiares pues anteriormente las mujeres solo contaban con educación básica y se dedicaban exclusivamente a los cuidados del hogar, pero ahora “trabajan y delegan la crianza de los hijos a otras personas”.

Generalmente tras el divorcio las mujeres se insertan en el mundo laboral lo que eleva su influencia económica y además así logran invertir en su educación, señala Saavedra.

Una de las razones por las cuales suelen complicarse estos procesos es por el mismo machismo asegura Torres pues los hombres “ven a la mujer como un objeto que les pertenece, entonces no me quiero divorciar porque yo no quiero que te buques otro”.

Saavedra asegura que el “divorcio significa cambio, hacer cosas diferentes que nos permitan crecer y hacer las cosas de una forma nueva y mejor” y agrega que antes las mujeres estaban sometidas “a la voluntad absoluta del marido” pero ahora “tanto hombre como mujer toman la decisión de separarse”.

Ayudanos a darte la mejor información

Suscribete ahora mismo y obten la mejor informacion del acontecer nacional e internacional.