Murillo aprovecha intento de violación en Granada para promover la cadena perpetua

Nuevamente la vicepresidenta Rosario Murillo aprovechó el intento de violación a una niña de 10 años ocurrido el domingo en la ciudad de Granada, para reforzar la iniciativa del gobierno sandinista de imponer la cadena perpetua en Nicaragua.

En su intervención telefónica de este lunes en los medios de comunicación gubernamentales, Murillo calificó de “castigo ejemplar” el poder condenar con esta ley a los perpetradores de crímenes de odio. Según ella, este es un “reclamo nacional”.

“Reclamamos castigo ejemplar para los responsables de crímenes atroces, de violaciones, de crímenes de odio, tratos crueles, humillantes, aberrantes, inhumanos, denigrantes y degradantes en cualquier parte”, aseguró Murillo.

“Anoche sabíamos, por ejemplo, de un individuo que entró, ya había entrado dos veces antes a robar, pretendiendo robar en una casa de un barrio de familia trabajadora (en Granada) que fue capturado por familias vecinas y entregado a la Policía. Incluso había allí un escenario preocupante porque algunas familias pensaban lincharlo. Hay una respuesta prácticamente unánime en nuestra Nicaragua a la urgencia de dar ejemplo con castigos en la máxima expresión posible para que los que cometan esos crímenes de odio, crímenes atroces, violaciones”, enfatizó.

Promesa versus la realidad

Para la vicepresidenta es importante que quienes cometen estos actos “estén a buen resguardo” para que no puedan “seguir con sus tropelías” contra niñas, adolescentes y mujeres.

“Esos crímenes son barbarie y en esta Nicaragua de paz y bien no se puede seguir permitiendo impunidad contra esos criminales”, subrayó Rosario Murillo.

Murillo omitió que en Nicaragua existe un problema de retardación de la justicia y que las mismas autoridades policiales en muchas ocasiones ignoran adrede o no le dan seguimiento a  las denuncias interpuestas por las víctimas.

Acusa a opositores

Como ya es común, Murillo arremetió contra los opositores y hasta se atrevió a acusarlos de ser responsables de los crímenes que pretende penalizar la ley de cadena perpetua.

“Aquellos que se oponen por algo será, lo decimos todos los días, por algo será. El que la debe la teme. A lo mejor han participado en esos crímenes o en esos tratos, crímenes de odio, tratos crueles, aberrantes, humillantes, inhumanos, denigrantes, degradantes”, indicó.

Al respecto, refirió que durante las protestas del 2018 los que se oponen a la iniciativa de ley, fueron los responsables de los crímenes cometidos en ese entonces.

Arremete contra feministas

Rosario Murillo aprovechó también para continuar sus ataques verbales contra los grupos feministas.

“Avanzamos seguros del respaldo de las mayorías buenas, sanas de corazón y no con el de los pervertidos, perversas o las pervertidas y perversas que siempre apuntaron por acabar con la vida y convirtieron en negocio, lucrativo por cierto, acabar con la vida de los no nacidos”, expresó.

El gobierno sandinista se encuentra recogiendo firmas entre su militancia en respaldo a la iniciativa de ley y no admite cuestionamientos al respecto. En este sentido, para Rosario Murillo “no aprobar (la iniciativa) es una confesión de haber sido parte de esos crímenes de odio”, subrayó.

Ayudanos a darte la mejor información

Suscribete ahora mismo y obten la mejor informacion del acontecer nacional e internacional.