Los riesgos sanitarios tras el paso de la tormenta tropical ETA

Los expertos de la salud advierten que el aumento de cuerpos de agua en el país durante los próximos días aumentarán la población de vectores responsables del dengue y la malaria.

La ahora depresión tropical ETA y sus inundaciones no solo causarán estragos físicos en el país sino que también impactarán directamente en la salud de los nicaragüenses debido a una serie de enfermedades epidemiológicas propias de este tipo de fenómenos meteorológicos.

Ineter: Huracán ETA se degrada a categoría 2

El salubrista Carlos Hernández recuerda que el huracán entra cuando ya se habían juntado previamente el COVID-19, el cual circula a baja intensidad pero continúa generando muertes, y todos los demás virus respiratorios estacionales que se presentan cada año. De igual forma en la zona del Caribe, que es dónde se verán las mayores afectaciones durante el paso del huracán, existía ya un serio crecimiento de la malaria. Por lo que las inundaciones solo acentuarán todos estos casos.

Riesgos en albergues

El doctor Hernández señala que en los albergues las personas pueden enfrentar condiciones higiénicas diferentes a las que están habituadas a vivir. Un punto que preocupa a muchos especialistas de la salud debido a que en los videos han observado el hacinamiento que se presenta en los albergues y la falta de uso de mascarillas, lo que podría traer graves consecuencias sanitarias.

El epidemiólogo Rafael Amador también destaca que como es época de influenza, al tener a las personas bajo tales condiciones, se aumenta la probabilidad de contagio. De igual forma, advierte que a los niños menores de dos años deben continuárseles garantizando la lactancia materna.  «Sucede que cuando llevan a los albergues a los niños, aunque estén tomando leche materna. inician a darles también leche de bote, pero se debe de apoyar a la mamá, dándole suficientes alimentos, líquidos y condiciones, para que puedan seguir amamantando a su bebé» señala.

Asimismo, el especialista advierte que es necesario recordar que «estamos en una nueva situación», en la cual el país enfrenta una depresión tropical que, provocará diversas inundaciones, en medio de una pandemia de COVID que ha afectado fuertemente el sistema de salud nicaragüense; por lo que recuerda que deben mantenerse las mismas medidas de protección dentro de los albergues.

Una posible sindemia

Los expertos de la salud advierten que el aumento de cuerpos de agua en el país durante los próximos días aumentarán la población de vectores responsables del dengue y la malaria. Al mismo tiempo, aumenta el riesgo de enfermedades intestinales como la diarrea debido a problemas de contaminación del agua.

Huracán ETA cobra las primeras víctimas: dos mineros artesanales

Otra gran problemática es que las lluvias rebalsan todos los sistemas y eso significa que heces de animales salen a la superficie, y las personas caminan entre las aguas contaminadas sin botas de hule lo que multiplica por mil el riesgo de leptospirosis, sostiene el salubrista.

Hernández alerta que podrían estarse presentando diversas afectaciones que pueden generar una condición de sindemia, es decir la suma de dos o más pandemias. Y una vez ETA salga de Nicaragua, la situación epidemiológica puede ser muy compleja «si no se están controlando en este momento las cosas».

Recomendaciones sanitarias

El Ministerio de Salud (Minsa) el pasado lunes en su sitio web una serie de recomendaciones sanitarias ante las inundaciones que se esperan en el territorio durante estos días. Entre las recomendaciones señalan evitar caminar descalzo en las aguas estancadas para evitar heridas o contagios por leptospirosis, y si esto es inevitable, lo ideal es utilizar siempre botas de hule.

Otra medida es mantener una adecuada higiene al momento de manipular los alimentos para evitar enfermedades intestinales. Así como mantener en casa sales de rehidratación oral, para utilizar ante el menor indicio de diarrea. También recomiendan hervir o clorar el agua de consumo con 2 a 3 gotas de cloro por litro de agua.

Imágenes de las afectaciones del huracán ETA | Foto: Cortesía Radio URACCAN Siuna

En el caso de las enfermedades respiratorias recomiendan que lo mejor es quedarse en casa para «no exponerse a la brisa, a los vientos o al ambiente frío». Destacan que los criaderos de mosquitos deben ser eliminados. Y en general, a mantener una adecuada higiene con las fuentes de consumo para evitar su contaminación.

Los especialistas consultados recuerdan que as lluvias aún no terminan por lo que aún no debe anticiparse ante un posible brote de todas estas enfermedades y alertan que las zonas de riesgos puede ser mucho más amplias de lo que se considera debido a estas otras afectaciones.

Ayudanos a darte la mejor información

Suscribete ahora mismo y obten la mejor informacion del acontecer nacional e internacional.