Procesos contra presos políticos «están arreciándose», acercándose panorama electoral

La situación de los presos políticos es una continuidad de lo que inicialmente se conoció a raíz del estallido social de 2018, cuando se iniciaron a detener a los primeros opositores al gobierno.

La abogada María Oviedo, de la Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH), asegura que los procesos penales contra los presos políticos en Nicaragua «están arreciando», todo esto frente a un contexto electoral cada vez más cercano, para el cual organismos como la Organización de Estados Americanos (OEA) han solicitado como uno de los requisitos llevar a cabo la liberación de los encarcelados.

La Dra. Oviedo recuerda que, durante las primeras detenciones, mientras se daban las negociaciones, los procesos penales se detuvieron y “entonces ya nosotros sabíamos de que estas personas iban a ser pronto excarceladas”. Pero en la actualidad, los procesos penales están siendo llevados a culminación y se están tramitando de manera expedita (sin inconvenientes).

El chantaje psicológico que viven los presos políticos en Nicaragua

“Yo tuve un caso reciente del joven Bryan Cornejo, que ha sido acusado por cinco robos agravados y ha sido condenado en cada uno. En este proceso meditaron sentencia en el término récord de una semana, y no en los términos que comúnmente reciben ese tipo de resoluciones judiciales. Los procesos de los actuales presos políticos están siendo expeditos, inclusive ya hemos ido a audiencia de casación, situación que nunca pasó con los primeros presos políticos. Nunca llegamos a la instancia de casación, ahora sí ya estamos llegando a presentar los recursos por casación” comparte la abogada.

Liberaciones mediante arreglo

La situación de los presos políticos es una continuidad de lo que inicialmente se conoció a raíz del estallido social de 2018, cuando se iniciaron a detener a los primeros opositores al gobierno. Sin embargo, en ese entonces existió un arreglo político que permitió que más de 400 manifestantes detenidos fuesen excarcelados.

Desde CPDH, mantienen la expectativa de que las más de 100 personas que hoy en día se encuentran detenidas puedan ser liberadas a través de un nuevo arreglo político de cara a las elecciones de noviembre. “Tenemos la esperanza de que ellos puedan salir por un arreglo político, pero tiene que existir de alguna manera presión de parte de la ciudadanía y de parte de los actores políticos que están en este momento” señala Oviedo.

Según la abogada, lo primero que les preguntan los presos políticos es “¿cómo está la situación del país? ¿cómo está la oposición? ¿cuál es la expectativa que vemos nosotros en cuanto a su liberación? Nosotros como sus abogados les damos ánimos, pero no podemos venir y dar falsas expectativas, les decimos que el organismo como tal siempre está luchando, buscando como registrar las violaciones a sus derechos humanos y darles continuidad a sus procesos penales”.

De igual forma, asegura que les informan que las organizaciones que han surgido a raíz de la crisis política “hacen su esfuerzo” y que la exigencia que prevalece en la población en general hacia quienes intentan ir a elecciones este año es que una de las condiciones para participar en los comicios sea la liberación pronta de cada uno de ellos.

“Su libertad va a estar condicionada a un acuerdo político que, como estamos en periodo pre electoral, y si de alguna manera se le va a exigir al gobierno que dé muestras de buena voluntad, entonces la exigencia primera para poder participar en unas elecciones” sería la liberación de las personas detenidas por razones políticas, sostiene.

CPDH preparada para nueva arremetida

Desde la Comisión, Oviedo asegura que esperan no hayan más presos políticos y que continuarán trabajando en ello mientras tengan aún las autorizaciones para funcionar en el país. Actualmente, la CPDH es la única organización de derechos humanos que ha logrado mantener su personería jurídica en Nicaragua.

Sin embargo, el gobierno ‘y sus adeptos’ “arremeten contra nosotros sin razón alguna, por cuanto nosotros lo que hacemos es informar lo mal que se está haciendo porque es parte de nuestro trabajo, la documentación de todas y cada una de las violaciones a los derechos humanos y esto incluye las denuncias públicas”.

La abogada destaca que la parte documental de los procesos, la parte de la denuncia pública y los informes que presentan como organización a los organismos internacionales, es lo que ha permitido generar incidencia a nivel internacional. Y asegura sorprenderse con el hecho de que, a pesar de que la “política de represión” continúa activa, la gente tiene el valor de continuar denunciando y documentando las arbitrariedades.

La policía continúa capturando a reconocidos opositores «e incluso están deteniendo a personas que están únicamente participando de forma activa en las reuniones que se dan en los territorios cuando se están tratando de temas de derechos humanos. Las personas que participan en esas reuniones, que dan apoyo a las víctimas, incluso a los que aun guardan prisión, los que se están agremiando incluso a la vida política, les están dando seguimiento y muchos de ellos pues han caído detenidos y otros han tenido la mala suerte de volver a ser procesados».

«Esto pues, no nos da una señal de que las cosas van a mejorar, al contrario, entonces nosotros nos estamos preparando para eso, nosotros estamos preparados para una nueva arremetida en contra de los ciudadanos nicaragüenses, inclusive en contra de nosotros mismos como defensores de derechos humanos» asegura.

Ayudanos a darte la mejor información

Suscribete ahora mismo y obten la mejor informacion del acontecer nacional e internacional.