Temporada de lluvias activa nuevas enfermedades que podrían confundirse con la ola de COVID-19

Las enfermedades respiratorias y aquellas transmitidas por vectores —ratas, mosquitos, entre otros— son las afectaciones más comunes durante el período de lluvias, por lo que resulta primordial que la población conozca mecanismos de prevención y reducción de riesgos de contagios.

Con el mes de mayo inicia oficialmente la temporada lluviosa en Nicaragua, y con esta también suelen activarse una serie de enfermedades propias de este clima, las cuales pueden aumentar las alertas y preocupaciones en los hogares ante la nueva ola de contagios por COVID-19 en el país.

Gobierno sandinista admite incremento de casos de Covid-19 en Nicaragua

Las enfermedades respiratorias y aquellas transmitidas por vectores —ratas, mosquitos, entre otros— son las afectaciones más comunes durante el período de lluvias, por lo que resulta primordial que la población conozca mecanismos de prevención y reducción de riesgos de contagios.

Por un lado, el invierno alimenta las infecciones respiratorias, ya que facilita su propagación; a esto se suma el hecho de que expertos han señalado que estas enfermedades dejan en mayor riesgo de infección grave por COVID-19 a las personas. Además, un pico de enfermedades respiratorias podría poner en riesgo la disponibilidad dentro de los sistemas de salud para pacientes con coronavirus, y afectar los diagnósticos de casos positivos.

¿Resfriado común o COVID?

Durante las últimas semanas se ha registrado un nuevo repunte de casos de coronavirus en el país, tanto por mecanismos de seguimiento independientes como de las autoridades sanitarias oficiales. Médicos independientes también alertan que han aumentado el número de hospitalizaciones.

Según el Ministerio de Salud (Minsa), en la semana que comprende del 27 de abril al 4 de mayo se reportaron 91 nuevos casos positivos, y un fallecido. Mientras tanto, el independiente Observatorio Ciudadano registraba en la semana del 22 al 28 de abril un total de 364 nuevos casos sospechosos, y 48 defunciones.

Sin embargo, el aumento de las enfermedades respiratorias durante esta temporada podría alterar dichos diagnósticos. El infectólogo Carlos Quant asegura que no existe forma alguna de diferenciar un resfriado común de un caso de COVID-19, a menos que se realice una prueba. El problema es que en Nicaragua estas se encuentran bajo control del Minsa y no resultan accesibles.

La Organización Panamericana de la Salud (OPS) realizó un comparativo entre los síntomas del COVID-19, la gripe, el resfriado común, la malaria, el dengue y las alergias, las cuales fácilmente pueden ser confundidas. Entre los síntomas más comunes que la mayoría de estas comparte se encuentran la fiebre y el cansancio, pero en el caso del coronavirus, la tos seca es un determinante bastante recurrente y que en raras ocasiones se presenta en el resto de enfermedades. Asimismo, en ocasiones se ha señalado que la perdida del gusto y el olfato es otro síntoma asociado.

En cuánto a la congestión nasal, la nariz que moquea y los estornudos —que suelen estar presentes en los resfriados comunes y alergias—, estos son síntomas que rara vez estarán presentes en un caso positivo de COVID-19.

Disparo de otras enfermedades

Por otro lado, también estarían activándose las enfermedades transmitidas por vectores, entre las más comunes están el dengue, la malaria y la leptospirosis. El médico salubrista, Carlos Hernández, compartía esta semana a través del programa «La salud en nuestras manos» que ante la temporada lluviosa, la cual facilita la formación de criaderos de mosquitos, es necesario incorporar dentro de los hábitos de limpieza del hogar el pensamiento de que «no solamente debe recogerse la basura para erradicar ratas y cucarachas, sino también pensar en los sitios en los cuáles podrían haber mosquitos».

El especialista insistía en que lo primordial es evitar que el mosquito deposite huevos en el hogar, por lo que deben revisarse todos los posibles elementos en casa que puedan ser utilizados con este fin; pero en caso de que ya existan, es necesario evitar que las larvas maduren, lo que requiere únicamente de que se viertan los recipientes con agua en los que han sido depositados.

Ayudanos a darte la mejor información

Suscribete ahora mismo y obten la mejor informacion del acontecer nacional e internacional.