Multas de tránsito dejaron ingresos de más de 233 millones de córdobas en 2020

Las multas de tránsito permanecen constantemente en polémica, pues miles de conductores consideran que se tratan de una herramienta de recaudación voraz.

Las multas de tránsito dejaron durante el año 2020 un ingreso total de C$233,238,968.00 al gobierno central, según refleja el informe de liquidación del Presupuesto General de la República (PGR) publicado por el Ministerio de Hacienda y Crédito Público.

Del total de ingresos esperados en concepto de estas sanciones, se logró ejecutar el 97.6%. Las multas de tránsito permanecen constantemente en polémica. Miles de conductores nicaragüenses consideran que se tratan de una herramienta recaudatoria de la Policía Nacional, quienes haciendo uso del poder de autoridad imponen estas sanciones que pueden ir desde los C$100 hasta los C$1,000 dependiendo del nivel de gravedad de la infracción.

El economista Luis Murillo detalla que la política tributaria tiene tres grandes partes: los impuestos, las tasas y las contribuciones especiales (seguro social). Las multas estarían reconocidas como una tasa. El experto considera que toda política de tipo fiscal «es decir impuestos, tasas y contribuciones especiales, tienen un carácter contractivo ahorita» debido a la crisis que enfrenta el país desde hace tres años «y eso significa que específicamente el objetivo fundamental es recaudacionista para cubrir déficit y para poder generar una operación más ágil en periodo de elecciones».

Corrupción

Maynor López, conductor, comparte que durante el año pasado le fueron aplicadas 4 multas, en dos ocasiones reconoce que fue debido a infracciones propias, pero en las otras dos alega que le fueron aplicadas «injustamente». En estas últimas, asegura que no hubo apertura alguna de parte de los agentes de tránsito y sostiene que muchas veces estos «buscan cualquier pretexto para multarlo».

Conductor que brindaba servicio por InDriver es multado con más de 7 mil córdobas

Murillo señala que no existe una política en donde se eduque al conductor y por ello considera que estas sanciones son «específicamente una política recaudacionista». El economista comparte que el objetivo fundamental de las autoridades policiales debería ser la educación, «buscar cómo establecer algún mecanismo para dar concientización«.

Foto: NI

Pues, aunque en 2020 se brindaron capacitaciones sobre la Ley de Tránsito a 71,562 conductores, es decir a un porcentaje mayor de lo programado, el año cerró con 38,714 accidentes. Y es que la educación no solo va dirigida hacia los conductores, sino también se requiere una reevaluación dentro de la institución para «evitar la corrupción extendida» como las famosas «mordidas» agrega Murillo.

Para evitar estas situaciones «de corrupción», López, quien en 2020 asistió dos veces a cursos por recibir varias multas de tránsito, decidió instalar una cámara en su vehículo para grabar siempre el recorrido, por lo que este 2021 se encuentra más preparado para enfrentar este tipo de inconvenientes.

Ayudanos a darte la mejor información

Suscribete ahora mismo y obten la mejor informacion del acontecer nacional e internacional.