Lésther Alemán vive en clandestinidad ante temor de apresamiento

El dirigente de AUN asegura que a pesar de los riesgos de ser detenido no habrá un segundo exilio y continuará en Nicaragua.

Lesther Alemán, miembro de la Alianza Universitaria Nicaragüense (AUN), se encuentra bajo clandestinidad ante el temor de que pueda ser apresado en cualquier momento debido a la actual redada que sostiene el gobierno de Daniel Ortega en contra de la oposición, que hasta ahora ha dejado a más de una decena de detenidos por supuestamente traicionar la soberanía nacional.

Más periodistas y opositores se exilian por amenazas del gobierno sandinista

Por medio de una entrevista al costarricense Noticias Canal Once, Alemán detalló que durante la noche del 8 de junio que José Adán Aguerri, expresidente del Consejo Superior de la Empresa privada (Cosep), fue apresado; él se encontraba intercambiando mensajes con el equipo de la Alianza Cívica —del cual AUN es parte— y en ese momento, Aguerri envió un texto en él que decía «van por Lésther Alemán por traidor a la patria».

En el mensaje se leía el nombre de tres personas más que se encontraban «en la mira»: Michael Healy, actual presidente del Cosep; Rodrigo Zamora, presidente de la Cámara de Comercio Americana (AmCham); y el mismo Aguerri.

Alemán se mostró sorprendido con el mensaje, ya que asegura que el empresario «no ha sido una persona que reproduce fake news», pero cuando le consultaron el motivo de este ya no logró responderles pues Aguerri estaba siendo detenido en ese momento, pero está convencido que aquel 8 de junio en que arrestaron al expresidente del Cosep también «venían por mi», dice.

«Hay una guillotina sobre mi cabeza y no se las quiero poner fácil, estoy preparado para los dos escenarios, cárcel y muerte» sostuvo el joven, reconociendo que el que puede ocurrir más pronto es el de ser detenido por la Policía Nacional.

Alemán es una de las figuras jóvenes de la oposición más rechazadas en las filas sandinistas, luego que durante el primer diálogo nacional encarara a Daniel Ortega y le exigiera dar la orden a la Policía de no disparar contra estudiantes que se manifestaban en contra de la reforma a la seguridad social, además de indicarle que aquel encuentro no se trataba de una mesa de diálogo, sino una mesa «para negociar su salida».

Dice que no habrá exilio

A pesar de las amenazas, Alemán afirmó que se quedará en Nicaragua, y además invitó al resto de nicaragüenses que se encuentran fuera del país a participar en los comicios electorales del próximo 7 de noviembre, los cuales resultan clave para definir el rumbo de la crisis sociopolítica que carga el país desde hace tres años.

«Es imposible ganar sin la participación de los nicaragüenses en las próximas elecciones, es imposible alcanzar la libertad si aquí no abarrotamos las urnas, las juntas receptoras de votos» dijo Alemán, y pidió a «quienes tienen la posibilidad de viajar a Nicaragua» de que el próximo 7 de noviembre «hagan un esfuerzo por estar acá» pues asegura que «es muy difícil hacer un fraude cuando la ciudadanía participa de manera activa y ferviente».

Alemán se exilió en Estados Unidos en 2018 a como lo hicieron más de 100 mil nicaragüenses luego que el gobierno de Daniel Ortega desplegara fuerzas parapoliciales e impusiera un estado de terror que se ha extendido por tres años y que se ha agudizado en las últimas cuatro semanas.

Ayudanos a darte la mejor información

Suscribete ahora mismo y obten la mejor informacion del acontecer nacional e internacional.