Familia nicaragüense fue secuestrada en dos ocasiones durante su rumbo a EE.UU.

Los nicaragüenses, originarios de Boaco, sufrieron dos secuestros por carteles mexicanos, el 3 de julio y luego el 25 del mismo mes.

Este jueves 29 de julio fueron liberados por segunda ocasión los nicaragüenses Julio Ampié Machado junto a su esposa Maribel Chavarría y sus dos hijos Julio Ampié Treminio y Javier Ampié Chavarría, quienes fueron secuestrados por el «Cartel del Golfo» en Reynosa, al sur de México, luego que fueran abandonados por un coyote que los cruzaría hasta Estados Unidos a quien le pagaron una cantidad de 18 mil dólares.

Según declaraciones de Dalia Ampié en entrevista a canal 10, «nosotros venimos pagando 32 mil dólares por todo, en parte, ayuda humanitaria, familia, amigos, nos tuvimos que deshacer de cosas de tantos años de trabajo, vender, prestar, así pudimos recolectar todo este monto de dinero que cayeron en manos de esas personas»

Buscan fondos para rescatar a ex preso político secuestrado por cartel en México

Los nicaragüenses, originarios de Boaco, sufrieron dos secuestros por carteles mexicanos, el 3 de julio y luego el 25 del mismo mes, que exigieron el pago total de 32 mil dólares para que finalmente fueran puestos en libertad y lograr este pasado jueves entregarse a la policía para evitar ser nuevamente secuestrados.

«Ya hermana ya cruzamos oíste, estamos ya del otro lado, estamos viendo a unos trescientos metros una patrulla, vamos a entregarnos, manda este audio que vamos con bien» dijo Julio Ampié Machado tras ser liberado por segunda ocasión.

Familia espera continuar con su viaje

Tras el abandono del coyote, la familia de Julio Ampié fue secuestrada por un cartel mexicano mientras se hospedaban en un apartamento antes de intentar cruzar la frontera hacia los Estados Unidos, quienes exigieron la suma de 22 mil dólares en ocho días, dinero que logró saldarse para ser liberados el pasado 24 de julio.

Jorge Ampié Machado, hermano del también ex reo político, relató que miembros del Cartel del Golfo se habrían presentado al apartamento en camionetas y utilizando uniformes fingiendo ser agentes de migración, por lo que Julio Ampié les abrió la puerta y así los cuatro nicaragüenses fueron secuestrados.

El 25 de julio, fueron nuevamente secuestrados por una segunda banda que solicitaron 2 mil 400 dólares por cada miembro para ser pagados en un plazo de dos días.

«No fue una detención legal, sino un secuestro», dice Nelson Lorío

Delia Ampié relató que logró saldar el dinero con mucho esfuerzo para que finalmente este jueves se conociera la noticia de su hermano, quienes lograron entregarse al servicio de Migración de ese país a la espera de poder continuar su camino.

«Ahora seguimos confiando en Dios que migración los deje pasar y puedan llegar a su destino, un abrazo enorme a cada uno de ustedes que son de un gran corazón» publicó Dalia en su cuenta oficial de Facebook.

Ayudanos a darte la mejor información

Suscribete ahora mismo y obten la mejor informacion del acontecer nacional e internacional.