Gobierno hace proselitismo político con vacunación a menores

Para los niños se asignaron las vacunas cubanas Soberana y Abdala. Para los jóvenes, Sputnik Light.

El Ministerio de Salud de Nicaragua dio inicio a la jornada de vacunación voluntaria contra la COVID-19 para niños de 2 hasta 17 años, así como a jóvenes entre 18 y 29 años. Así mismo, continúa la jornada de vacunación para mayores de 30 años.

Las vacunas Sputnik Light llegaron a Nicaragua ayer, 24 de octubre. Fueron recibidas 288 mil dosis por Laureano Ortega Murillo, las autoridades del MINSA y la primera consejera de la embajada rusa, para un total de 1 millón 440 mil dosis en posesión del gobierno. 1 millón 200 mil dosis de las vacunas Soberana y Abdala fueron recibidas el 20 de octubre, provenientes de Cuba.

Lo que debes saber sobre la vacunación a nicaragüenses en Honduras

Para los niños se asignaron las vacunas cubanas Soberana y Abdala. Según el gobierno de Cuba, Abdala supuestamente muestra una efectividad del 90%, incluso contra la letal variante delta, mientras que atribuyen a Soberana un 91.2% de efectividad.

Para los jóvenes se asignó la vacuna rusa Sputnik Light, la única de una sola dosis, y el Ministerio de Salud de Nicaragua reporta que la vacuna tiene una efectividad del 79.4%, “según sus creadores” del Centro de Epidemiología y Microbiología Nikolái Gamaleya.

A lactantes, embarazadas y puérperas se les aplican dosis de Pfizer. A mayores de 30 años se está vacunando con las segundas dosis de AstraZeneca y Sputnik V.

Medios oficialistas reportaron actividad en Rivas, Corinto, Bluefields, Carazo, Jinotega y Masaya. En Managua se habla de 149 puestos de vacunación. En algunos puestos de Managua son visibles pancartas con el rostro de Daniel Ortega, en violación de la Ley electoral vigente, que estipula en el capítulo V, artículo 107: «Se prohíbe el uso de bienes propiedad del Estado para fines de propaganda política. En las oficinas públicas no podrá hacerse proselitismo político».

Una fuente bajo el anonimato dijo a Nicaragua Investiga que, cuando fue a su puesto de vacunación en León, no le aplicaron la vacuna porque se había contagiado de COVID-19 exactamente hace un mes. “Me dijeron que tenía que esperar dos meses para poder vacunarme, porque era lo recomendado, y que mantuviera la salud, porque se espera que estas vacunas van a ser recurrentes, como las de la influenza” asegura.

Sobre el ambiente, la fuente informa que: “el proceso fue de manera excelente; al menos mejor que las últimas veces, porque ahora los puestos son en los centros de salud de cada comunidad y antes sólo eran cinco puestos y un centro de salud acá en León [se refiere al Centro de Salud Perla María Norori]”.

Cuenta además que había simpatizantes del FSLN informando a quienes llegaban sobre los requisitos: cédula de identidad para mayores de edad, partida de nacimiento y consentimiento del padre o tutor para los menores. “La mayoría llevaba tarjeta de vacunación” afirma.

Nuestra fuente comenta que “también llegó un policía para ver si no había ningún problema, pero se fue rápido” y que “había una piñata para los niños”. Esto concuerda con otros reportes de medios oficialistas, que también comentan sobre un ambiente festivo dirigido a los niños, como en el Centro de Salud Francisco Buitrago del distrito cuatro.

El contenido que acabas de ver es producido por un equipo periodístico que se esfuerza y se arriesga cada día en medio de la persecución y la censura. Enfrentamos muchos desafíos para que los nicaragüenses se informen.

Danos tu apoyo para seguir.

El contenido que acabas de ver es producido por un equipo periodístico que se esfuerza y se arriesga cada día en medio de la persecución y la censura. Enfrentamos muchos desafíos para que los nicaragüenses se informen.

Danos tu apoyo para seguir.

Suscribite ahora mismo y recibí gratis nuestras noticias recientes.