Bajo balas, este periodista transmitió en vivo el ataque a la Divina Misericordia

Sergio Marín llegó a la parroquia Divina Misericordia a las 4 de la tarde del 13 de julio de 2018 apenas supo que los estudiantes atrincherados en la UNAN Managua estaban siendo víctimas de un ataque armado por parte de paramilitares en conjunto con la Policía Nacional.

“Llegué en el momento en el que coincidía una avanzada de los policías disparando a la gente del recinto, directamente a la barricada” ubicada en las cercanías de la parroquia, cuenta Marín.

El periodista de La Mesa Redonda inició una transmisión en vivo por Facebook y bajo balas, logró entrar a la Divina Misericordia en donde un grupo de jóvenes ya se encontraban resguardados, mientras otros continuaban escapando de las ráfagas de paramilitares.

Periodistas decidieron quedarse a cubrir la masacre en la Divina Misericordia

De acuerdo al relato de Marín, en horas tempranas de la noche, los paramilitares y las autoridades policiales permitieron que los heridos fueron evacuados en ambulancias, y los periodistas que se encontraban ahí también tuvieron la opción de evacuar el lugar, sin embargo decidieron quedarse a cubrir el evento.

“Hubo la opción de salir (…) pero dijimos no, nada tenemos que ir a hacer afuera, aquí está nuestro trabajo” relata Marín. Los periodistas que decidieron quedarse fueron el freelance Ismael López, José Noel Marenco de 100% Noticias y Marín. Solamente Joshua Partlow, corresponsal del Washington Post se retiró del lugar.

Sin energía eléctrica, poca carga en sus móviles, entre otras dificultades, los periodistas se las ingeniaron para reportar todo lo que acontecía en la Divina Misericordia y junto a los más de 200 estudiantes, sobrevivieron a más de 20 horas de ataque armado.

La mañana del 14 de julio, por mediación del Cardenal Leopoldo Brenes y gestiones del Nuncio Apostólico Waldemar Stanislaw Sommertag, Marín, los otros periodistas y los jóvenes estudiantes fueron evacuados hacia la Catedral de Managua.

Sergio Marín llegó a la parroquia Divina Misericordia a las 4 de la tarde del 13 de julio de 2018. Nicaragua Investiga/NI

 

Para Marín, esta fue “una experiencia aleccionadora” y rescata que nunca había vivido una situación similar en su vida como periodista. Asimismo, señala que un año después, continúan vigentes las demandas de justicia, democracia, autonomía universitaria y restitución de libertades públicas, causas por las cuales los jóvenes se atrincheraron en la UNAN Managua.

 

IMPORTANTE

  • Este contenido llega a usted de manera gratuita, pero necesitamos su apoyo para seguir brindando periodismo de calidad y mantener nuestra independencia. Su contribución es muy valiosa para Nicaragua Investiga. Con su donativo usted aporta a que al periodismo que hacemos en este proyecto. Para donar haga click aquí ▶ https://bit.ly/2HT5Wsm

Ayudanos a darte la mejor información

Suscribete ahora mismo y obten la mejor informacion del acontecer nacional e internacional.