Sergio Bustamante, un abogado que descubrió su pasión al escribir cuentos infantiles

Motivado por el legado de su padre, comenzó a estudiar Derecho, si embargo, descubrió que su pasión estaba en la literatura infantil. Esta es su historia.

Sergio Bustamante, es un joven de 29 años de edad, apasionado por la lectura y creador de literaturas infantiles. En menos de seis años se ha convertido en un referente para la niñez en nuestro país puesto que sus cuentos se han ganado la aceptación.

Desde muy pequeño fue un apasionado por la lectura. Dentro de una biblioteca en la escuela donde estudió su primaria descubrió su anhelo por aprender más de la literatura. Aunque nunca ha tenido hermanos, mucho menos hijos, descubrió la virtud de ser un joven amistoso y cercano a cada niño que escucha sus cuentos.

“Siento que soy un autor muy cercano al lector; cuando me mandan una foto de un niño o me mandan un audio que dice “Sergio mi hijo, mi hija, ama tus libros y todos los días me pide que se lo lea”, ahí es cuando digo vale la pena”, dijo Bustamante muy orgulloso quien ahora es creador de cinco libros.

“He tenido encuentros novedosos con mi biblioteca”: el confinamiento de escritores nicaragüenses

Su madre, una mujer ama de casa, y su padre, un abogado con casi 40 años de experiencia, le brindaron la mejor educación y valores que hoy en día transmite a través de cada uno de sus cuentos. “Yo decía «quiero crear algo de valor para los niños»”, recuerda Bustamante.

A los 15 años de edad aprendió el idioma inglés y francés, aparte del español que es su lengua natal. Empezó a trabajar como traductor para un amigo que hacía viajes turísticos con extranjeros; siempre se destacó por la excelencia y la perseverancia al cumplir sus metas.

Al considerarse un joven bastante curioso pero firme en sus decisiones, empezó a estudiar dos carreras universitaria. Animado por su carisma estudió Comunicación Social en la Universidad Centroamericana (UCA), y motivado por el legado de su padre comenzó la carrera de Derecho en la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua (UNAN).

Sergio Bustamante, escrito nicaragüense. Foto: NI

“Las dos carreras creo que conectan muy bien porque implica algo clave para mí y lo que promuevo, que es la lectura”, asegura el joven escritor.

Trabajó como periodista en un medio impreso de referencia nacional; tuvo la experiencia de vivir el cansancio y la rutina sedentaria de trabajar en un call center; pero nada de eso le generaba una verdadera pasión. “Para mí la pasión es una palabra muy importante que se traduce en todo lo que hago”, explica Bustamante.

Es hasta en 2017, cuando este joven decide echar a andar su idea de escribir un libro. “No sabía cómo, no tenía idea, pero en mis redes sociales compartía anécdotas del día a día, eran anécdotas cotidianas, y la gente me decía “Sergio deberías de hacer un libro”, y yo me preguntaba ¿cómo lo hago?”, recuerda entre risas.

Su primer libro, su primer amor

A pesar que en Nicaragua la industria editorial carece de oportunidades para escritores emergentes por la falta de apoyo y los altos costos de impresión, Bustamante lanzó su primer libro dirigido para un público joven y adulto al que tituló “Cuentos Loquillos”, un ejemplar de “anécdotas cotidianas”.

“El libro lo empiezo a promover, hago visitas a medios de comunicación, lo comparto en charlas; y finalmente eso me motiva y me gusta hacerlo”, relata Bustamante, quien desde entonces asumió el trabajo de marketing digital, gira de medios y hasta de entregas a domicilio para lograr posicionar y vender su obra.

“Para mí es un estilo de vida, (escribir) es una pasión, es como una llama encendida que crece”, manifiesta muy contento.

Sergio Bustamante lee uno de sus libros. Foto: NI

Sin embargo, la felicidad de lo que hacía aún no llenaba a plenitud sus anhelos de ser un agente de cambio, puesto que su sueño de llegar a la niñez y aportarle en la educación de valores, no estaba dando resultados. Fue entonces que decide escribir  “Baky, el tapir elegante”, un ejemplar con traducción al inglés en el que desarrolla enseñanzas de amor y respeto, tolerancia y cuido al medio ambiente.

“Hasta en 2019 tengo la oportunidad de poder hacer una publicación infantil, una fábula donde el protagonista es un tapir centroamericano en peligro de extinción. Además tengo el interés de que los niños aprendan un segundo idioma, y se me ocurre hacer el libro bilingüe”, explica Bustamante, y agrega que en las últimas hojas aparecen crucigramas, dibujos para colorear, responder preguntas y sopas de letra, con el objetivo de que el niño se interese por el aprendizaje.

“Fue uno de los retos enormes que enfrenté para poder lograr conseguir que fuera realidad (ese libro), era carísimo, y yo solo tenía poco dinero, pero lo hice y me arriesgué, y eso vale mucho, y fue gracias al apoyo de la gente”, celebra Bustamante.

Así dio inicio a su recorrido por la literatura infantil. En 2020 sacó la obra “Tito y Rayo, héroes de la calle”, dos amigos callejeros; un caballo de carretón y un perro, quienes dejan una valiosa enseñanza de la realidad nicaragüense sobre la basura y el maltrato animal, “una realidad nefasta”.

En 2021, uno de los mejores años para su vida como escritor, logró sacar el libro de cuentos “Jimmy, el pollito roquero”, y su primera novela “El caponero sin cabeza”.

Sergio Bustamante posa en medio de dos libreros. Foto: NI

“Pese a que tengo mucho que mejorar, quise desarrollar una historia completa (una novela), que traslada al nicaragüense a la realidad que vivimos, a una Nicaragua contemporánea en la que los jóvenes se esfuerzan por seguir adelante”, dijo Bustamante al referirse que su última obra está dirigida a un público entre joven y adulto.

Pasó de escritor a cuenta cuentos

Cada uno de los libros reflejan el esfuerzo y dedicación que este joven dedica a la literatura y su sueño de seguir siendo agente de cambio social desde la niñez, por lo cual ha tenido que posponer su compromiso de matrimonio con su novia para invertir tiempo y dedicación a su proyecto de ser escritor nicaragüense.

“Al día de hoy estoy muy satisfecho con lo que hago, estoy orgulloso de mi trabajo, pero estoy más agradecido, y me gusta reconocer que esto que voy logrando es gracias también a otras personas que trabajan conmigo”, asegura el joven.

La historia de Ramón Potosme, un chorotega que revive sus costumbres ancestrales

Pero su vida cambió aún más cuando dejó su escritorio para salir a contar sus cuentos a los niños en actividades que iniciaron como un aprendizaje y un espacio para dar a conocer sus obras, pero que finalmente se transformó en una forma de obtener más ingresos para continuar su sueño de desarrollar más libros infantiles.

Inició en 2019 como narrador de sus propios cuentos, una actividad comprometida con el esparcimiento y la educación; pero fue hasta en 2020 que este trabajo tomó más fuerza cuando Bustamante empezó a recibir constantemente contrataciones. Llega a colegios, plazas comerciales, bibliotecas, parques, incluso a cumpleaños; se ha convertido en un profesional contando sus mismos cuentos.

“Es una experiencia increíble pasar de escribir a narrar cuentos. Es bonito ser autor y cuenta cuentos”, dijo muy emocionado.

Actualmente estudia clases de guitarra para añadir un “plus” a sus show de cuenta cuentos, en los que pretende no solo narrar historias sino también cantar sus propias letras musicales.

El próximo mes de marzo, viajará a Costa Rica para presentar sus libros. Aunque aún no recibe respuestas de correos que ha mandado a diferentes instituciones en ese país, tiene la esperanza de regresar a Nicaragua habiendo dejado un marca en suelo tico, y sobretodo, haber vendido sus obras que serán leídas por más niños.

“La idea es llevar mi trabajo fuera de Nicaragua”, anunció Bustamante.

El contenido que acabas de ver es producido por un equipo periodístico que se esfuerza y se arriesga cada día en medio de la persecución y la censura. Enfrentamos muchos desafíos para que los nicaragüenses se informen.

Danos tu apoyo para seguir.

El contenido que acabas de ver es producido por un equipo periodístico que se esfuerza y se arriesga cada día en medio de la persecución y la censura. Enfrentamos muchos desafíos para que los nicaragüenses se informen.

Danos tu apoyo para seguir.

Suscribite ahora mismo y recibí gratis nuestras noticias recientes.