Familia jinotegana es secuestrada por cartel mexicano que pide $30 mil para liberarlos

Entre las personas secuestradas se encuentran dos niñas de 2 y 7 años de edad, y cuatro adultos, todos originarios de la ciudad de Jinotega.

Angustiada y desesperada se encuentra Justina Gutiérrez, de 45 años de edad, luego de conocer que sus dos hijos, nietas, nuera y sobrino, quienes se disponían a cruzar suelo mexicano para llegar a Estados Unidos, fueron secuestrados por una banda delincuencial en la ciudad de Reynosa, Estado de Tamaulipas, tras ser abandonados por «el coyote».

Según las declaraciones de Justina, el cartel mexicano exige un pago de 30 mil dólares para liberar a los seis miembros de esta familia jinotegana, quienes por última vez se comunicaron el pasado viernes 4 de marzo cuando aún viajaban en compañía del «coyote».

«Como madre que soy y abuela de las dos criaturas, no es nada fácil. Aunque aún no han hecho ninguna amenaza de hacerles daño (…) temo que al no poder recaudar esa cantidad de dinero, me exijan más para poder liberarlos», manifestó.

La historia de la nicaragüense embarazada que murió en México intentando llegar a EEUU

Entre las personas secuestradas se encuentran dos niñas de 2 y 7 años de edad, y cuatro adultos, de los cuales dos son hijos de Justina, Cristian Danilo Pineda Gutiérrez, de 22 años, Juan Agustín Pineda Gutiérrez, de 28 años, la esposa de este último, Yahoska Liseth Vallecillo, y Miguel Antonio González Gutiérrez, de 23 años, hijo de Gloria Gutiérrez, quien es hermana de Justina.

«Yo no me comunico con ese hombre que los tiene, quien se comunica es una hermana de mi nuera que está en Estados Unidos -tiene poco de haberse ido y fue quien hizo el arreglo con el coyote- le ha preguntado por las niñas y le dicen que están bien, pero sabemos que no les conviene decir que están mal», relata un tanto preocupada por el estado de salud de las menores.

Cuatro días secuestrados en México

La familia decidió emprender su viaje hacia Estados Unidos el pasado lunes 14 de febrero, luego de haber vendido muchos objetos de valor para recaudar el pago total del «coyote», quien sin menor descaro decidió abandonarlos al llegar a suelo mexicano.

Incluso, Justina tuvo que «empeñar» su casa de habitación para sumar el monto total que sus hijos debían pagar a esta persona que se había comprometido de llevarlos hasta las frontera de México con Estados Unidos.

Mujeres nicaragüenses fueron rescatadas de morir ahogadas al intentar cruzar el Río Bravo

«El domingo (6 de marzo) a las dos de la tarde que me llamaron y me preguntaron si conocía a Cristian Danilo Pineda Gutiérrez y al afirmarles que es mi hijo, me lo comunicaron pero no me dijo nada; fue mi hijo mayor, Juan Agustín Pineda Gutiérrez, quien me dijo ‘mamá nos pasó una trastada, el coyote que nos llevaba nos dejó abandonados y ahora nos agarró otro coyote que nos cobra cinco mil dólares por cada uno'», relató Justina.

La madre suplica por ayuda a la ciudadanía para lograr reunir el dinero suficiente que le exigen los delincuentes por la liberación de sus familiares.

Si usted desea apoyar puede hacerlo comunicándose con Justina Gutiérrez al teléfono 8419-7100, o bien hacer llegar su donativo a los siguientes números de cuentas; Banpro en córdoba 10022 30009 5389 a nombre de Lucrecia Chavarria; BAC  en dólares 367 141 165 a nombre de Orlando Jacinto Nuñez.

El contenido que acabas de ver es producido por un equipo periodístico que se esfuerza y se arriesga cada día en medio de la persecución y la censura. Enfrentamos muchos desafíos para que los nicaragüenses se informen.

Danos tu apoyo para seguir.

El contenido que acabas de ver es producido por un equipo periodístico que se esfuerza y se arriesga cada día en medio de la persecución y la censura. Enfrentamos muchos desafíos para que los nicaragüenses se informen.

Danos tu apoyo para seguir.

Suscribite ahora mismo y recibí gratis nuestras noticias recientes.