Nicaragua sin atender la salud mental: Así están las tasas de suicidios en los últimos años

De acuerdo con el Minsa, el año 2021 fue el segundo año con más suicidio en los últimos 5 años. La OMS dice que no hay atención de salud mental.

En Nicaragua, el suicidio es un tema casi tabú, pese a año con año se registran más de 300 muertes por esta causa. El año 2021 fue el segundo más alto en los últimos cinco años con respecto a la cantidad de muertes por suicidio en Nicaragua, según el Ministerio de Salud de Nicaragua (Minsa).

Hasta el año pasado, el Minsa contabilizó 365 suicidios, sin embargo, el año en el que se reportó la mayor cantidad de muertes por esta causa fue el 2018 con 372. Pero los datos presentados por el Ministerio de Salud distan de los reportados por la Policía de Nicaragua, ya que la cifra más alta que reporta esta institución es de 344, en el año 2020.

Estos datos podrían suponer un error de coordinación entre ambas instituciones, pero la realidad es que cada año se reportan más de 300 suicidios, y en el país no existe una guía, un plan, o una línea de emergencia para prevenirlo.

Cantidad de muertes por suicidio reportadas por el Minsa y la Policía.

Esto quiere decir que al menos en el último año, el Ministerio de Salud reportó, estadísticamente, una muerte por suicidio por día, y se se posiciona en el puesto número 15 de las principales causas de defunción en Nicaragua.

De acuerdo con el anuario estadístico de la Policía de Nicaragua, en el año 2020 las principales razones por que las personas decidieron morir por suicidio fue por motivos pasionales, por motivos de salud, por problemas familiares, por problemas económicos, y una gran parte por razones desconocidas.

¿Cómo está la salud mental en Nicaragua?

De acuerdo con Organización Mundial de la Salud (OMS), hasta el año 2020, se reportaban solamente 250 profesionales de la salud mental a nivel nacional. O sea que, por cada cien mil habitantes hay solamente cuatro expertos de la en este tema.

Conmoción en una comunidad de Masaya tras continuos suicidios de jóvenes

Por lo tanto, podría considerarse que Nicaragua casi no posee especialistas para los casos de depresión, ansiedad o psicosis que se presenten, debido a la baja cantidad de expertos en el tema.

Así mismo, la OMS destaca que en el país hay poca concientización sobre la salud mental, ya que en Nicaragua no existe ningún plan para la prevención de la salud mental en el trabajo, ni prevención de salud mental en el entorno familiar.

Por otro lado, se informó que el gobierno de Daniel Ortega tiene aprobado un plan de salud mental para colegios y escuelas, pero este no se ejecuta en ninguna de sus modalidades, según consultas que hizo Nicaragua Investiga a un docente retirado, que impartió clases de secundaria por más de 20 años.

Nicaragua tampoco posee una línea telefónica de prevención al suicidio, como lo hacen otros países.

¿Qué lleva al deterioro de la salud mental en Nicaragua?

Gran parte de que haya un notable deterioro de la salud mental en Nicaragua es porque no hay la suficiente atención para atender las necesidades de las personas, dijo un psicólogo clínico que prefirió omitir su nombre por motivos de seguridad. Pero otra gran parte de la responsabilidad recae en la situación del país, ya sea política, económica, o cualquier panorama que pueda considerarse «desalentador».

De acuerdo con el experto, algunos factores por los que suele deteriorarse la salud mental y en ocasiones podrían ser detonantes de tendencias suicidas, puede ser la poca esperanza para el futuro que se intensifica con el cierre de organizaciones no gubernamentales, despidos masivos en empresas por falta de inversión extranjeras, o bien, eventos traumáticos sufridos en el año 2018, o en el 2020 por la pandemia del COVID-19.

El psicólogo señala que si se contabilizaron 365 muertes por suicidio en el 2021, puede estar seguro que por cada uno hubo 10 personas que lo intentaron, y en su mayoría jóvenes.

«Todos estos factores que no han sido trabajados oportunamente por profesionales de la salud, y que continúan en medio de una violencia estructural, cultural y social, (afectan a los jóvenes) y por eso buscan un escape. Quien se suicida quiere dejar de sufrir o de estar bajo presión, y ellos buscan la muerte porque no tienen la atención terapéutica especializada, y el contexto no les permite una salida adecuada», destaca.

El médico señala que para que Nicaragua pueda avanzar en el tema de la salud mental, hay que permitir más espacios donde se pueda abordar temas como suicidio y depresión.

El contenido que acabas de ver es producido por un equipo periodístico que se esfuerza y se arriesga cada día en medio de la persecución y la censura. Enfrentamos muchos desafíos para que los nicaragüenses se informen.

Danos tu apoyo para seguir.

El contenido que acabas de ver es producido por un equipo periodístico que se esfuerza y se arriesga cada día en medio de la persecución y la censura. Enfrentamos muchos desafíos para que los nicaragüenses se informen.

Danos tu apoyo para seguir.

Suscribite ahora mismo y recibí gratis nuestras noticias recientes.