¿Qué hacer ante la llegada de un huracán? Esto aconseja un experto

Agustín Moreira, meteorólogo de OFENA, nos explica qué hay que hacer antes, durante y después de presentarse una tormenta o un huracán.

Nicaragua es un país propenso a los huracanes y a lo largo de la historia varios la han golpeado dejando miles de muertos y cuantiosos daños materiales.

Son fenómenos meteorológicos muy peligrosos que se manifiestan con intensas lluvias y poderosos vientos, provocando a su paso el incremento de las olas del mar, inundaciones, caídas de árboles y destrucción de infraestructuras.

Esta es la destrucción que provoca un huracán según su categoría

En este sentido, con la ayuda de Agustín Moreira, meteorólogo del Observatorio de Fenómenos Naturales (OFENA), hemos preparado una serie de recomendaciones a tener en cuenta antes, durante y después de presentarse un fenómeno de este tipo.

Lo que hay que hacer de manera previa

  • Podar los árboles que están sobre los techos de las viviendas.
  • Verificar que el techo de la vivienda, ya sean tejas, cubiertas o amarres, estén en buen estado para soportar las lluvias y el viento.
  • Limpiar los canales y bajantes que drenan agua de lluvia de los techos y terrazas, para evitar inundaciones.
  • Retirar los elementos que puedan caer de los balcones, tales como, adornos y plantas.
  • No arrojar basura a los arroyos, ríos y cauces que puedan producir represamiento cuando está lloviendo.

“En estos eventos que se están presentando con posibilidades de huracanes lo que se tiene que hacer es lo siguiente: se debe tomar en cuenta, siempre consultar a las autoridades del consejo de municipalidad, defensa civil o SINAPRED”, explica el meteorólogo.

Así han reaccionado los últimos tres presidentes de Nicaragua ante los huracanes

Recomendaciones ante una tormenta o un huracán

  • Se debe tener un plan de emergencia familiar y prepararse para evacuar, si es necesario.
  • Proteger ventanas y puertas, así como también los puntos de acceso.
  • Tener un botiquín de primeros auxilios.
  • Siempre tener un radio con baterías.
  • Prepara una linterna de pilas.
  • Velas y otras herramientas básicas.
  • Tener preparados extintores de incendio en caso de que sean necesarios.
  • Desconectar todos los equipos electrónicos.
  • Guardar los documentos personales importantes en una bolsa plástica que no se rompa para que no se mojen.
  • Recolectar agua potable.
  • Abastecerse de alimentos no perecederos.

“Si se vive en un área de riesgo debe tomarse en cuenta los consejos que se están dando para la temporada de huracanes. Hay que contemplar para cada temporada los planes que se mantienen, prepararse y tomar las medidas necesarias en caso de alguna tormenta”, expone Moreira.

Según el meteorólogo, para prepararse ante los huracanes se deben tomar en cuenta otras cosas como tener números de emergencia a la vista, buscar la posibilidad de algún futuro refugio en caso que su casa esté en alto riesgo y también no olvidarse de las mascotas, de los adultos mayores y de los niños.

Ineter dice que que las condiciones atmosféricas están dadas para el desarrollo del fenómeno

Cosas a tomar en cuenta durante el evento climático

  • Debe suspender cualquier tipo de obra y especialmente aquellas que son en áreas de altura.
  • Si se presentan vientos fuertes, aléjese de cables de energía.
  • En el caso de tormentas eléctricas, hay que protegerse siempre en lugares seguros y retirarse de los equipos electrónicos.
  • Esté pendiente de las noticias a través de la radio o cualquier medio al alcance.
  • Permanezca en la casa mientras sea seguro y abandonarla sólo si las autoridades lo están indicando.
  • Evite cruzar ríos, quebradas, cauces o cualquier corriente de agua formada por estas precipitaciones de los huracanes.

Una vez que las lluvias hayan cesado

  • Revise las condiciones de la vivienda después que haya pasado el peligro.
  • Limpiar los pozos, agua estancada o charcos donde haya posibilidades de criaderos de zancudos.

Agustín Moreira explica que un huracán es posible siempre que se presenten vientos sostenidos de hasta 74 millas por hora o mayores en una área determinada.

“Cuarenta y ocho horas antes de que llegue un huracán se deben estar esperando algunos vientos sostenidos que pueden andar entre 39 y 73 kilómetros por hora. Los avisos de huracán son más serios, la vigilancia es una cosa y los avisos de huracán significa que hay que esperar vientos con fuerza de huracán determinada y se recomienda que se debe de anunciar 36 horas antes”, subraya el meteorólogo.

El contenido que acabas de ver es producido por un equipo periodístico que se esfuerza y se arriesga cada día en medio de la persecución y la censura. Enfrentamos muchos desafíos para que los nicaragüenses se informen.

Danos tu apoyo para seguir.

El contenido que acabas de ver es producido por un equipo periodístico que se esfuerza y se arriesga cada día en medio de la persecución y la censura. Enfrentamos muchos desafíos para que los nicaragüenses se informen.

Danos tu apoyo para seguir.

Suscribite ahora mismo y recibí gratis nuestras noticias recientes.