Jóvenes denuncian «noche de terror» a mano de presuntos paramilitares

Dos hermanas denunciaron este martes a presuntos paramilitares por marcarle sus piernas con la palabra «Plomo» y la otra por provocarle quemaduras con cigarrillos.

La denuncia fue interpuesta por las jóvenes ante la Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH).

«Nosotros no habíamos sufrido realmente ningún ataque o acoso pero el día de ayer a las 7:30 que íbamos a comprar, nos interceptaron, escuchamos un frenazo de una camioneta donde iban cuatro personas, todas encapuchadas» dijo una de las denunciantes.

Una de las denunciantes muestra las marcas que le provocaron quemaduras de cigarrillo. Nicaragua Investiga/NI

 

«Nos dijeron que nos montáramos, nos llevaron a otro lugar que no tenemos ni idea, todo el tiempo estuvimos encapuchadas y nos amarraron en ropa interior, de ahí comenzaron con golpes a insultarnos, a decirnos vulgaridades, a tocarnos» contó la joven con el rostro cubierto por seguridad.

Según su testimonio, ambas lograron regresar a sus casas hasta el día siguiente.

«Nos volvieron a dejar donde nos habían capturado, tuvimos la oportunidad de regresar a nuestras casas y tratar de buscar como poner una denuncia» agregó.

Una noche de terror

Las muchachas cuentan que durante el secuestro fueron golpeadas en diferentes partes de su cuerpo.

«A mí me golpearon las costillas, tengo morados, me amarraron con bridas y me dieron una patada entre la pierna y la cadera. Luego procedieron a marcarme con algo filoso la palabra plomo» comentó.

Las denunciantes aseguran que han participado en marchas contra el gobierno de Daniel Ortega desde el año pasado.

«Nosotros hemos participado en marchas, estuvimos en la Upoli, llevábamos vinagres, medicamentos, estuvimos dentro de lo que le decían El Hospitalito ayudando a los heridos y luego estuvimos en varias marchas» declaró la joven ante los periodistas.

Según las jóvenes esto es lo más intenso que han sufrido, «anteriormente solo habíamos recibido mensajes» declararon.

La otra denunciante afirmó que la quemaron con cigarrillos y «se burlaban de nosotros, nos acusaron de traidoras, de golpistas y de terroristas, por haber participado en las marchas que mencionó mi hermana».

«Fue una noche de terror, por la mañana nos liberaron pero bajo amenaza, así nos dejaron ir» relató.

La CPDH a su vez declaró que las jóvenes fueron secuestradas por paramilitares, la noche del lunes 21 de octubre, cuando se dirigían a comprar comida en el sector carretera vieja a León.

Según el organismo de derechos humanos las jóvenes tienen 20 y 26 años.

Ayudanos a darte la mejor información

Suscribete ahora mismo y obten la mejor informacion del acontecer nacional e internacional.