Síguenos

¿Qué estas buscando?

Política

Rosario Murillo orgullosa de los asesinatos del 2018: «Les dimos una lección»

Rosario Murillo afirma que el régimen sandinista fue víctima hace seis años de una confabulación de Estados Unidos, la Iglesia católica y los empresarios.

La vocera y vicepresidenta del régimen sandinista, Rosario Murillo, acusada de dar la orden «vamos con todo» para acabar a sangre y fuego las protestas antigubernamentales del 2018, se mostró complacida este jueves 18 de abril con la decisión tomada hace seis años.

Murillo presentó al régimen como la «víctima» de una confabulación de Estados Unidos, empresarios e Iglesia católica.

«Hace seis años, seis gloriosos años de combate y triunfo contra las tinieblas, contra el mal, contra el fuego del infierno, contra las tempestades del odio, contra los sembradores de perfidia, de dolor; hace ya 6 años la cizaña y la guadaña pretendían penetrarnos por órdenes expresas de la embajada americana y otras comparsas, y de sectores de la Iglesia católica, de sectores de empresarios cobardes y de los heraldos negros que solo querian y presagiaban muerte y destrucción», dijo Murillo durante su comparecencia telefónica en medios oficialistas.

En relación a los líderes opositores, muchos de los cuales fueron encarcelados y ahora sufren el destierro, Rosario Murillo los acusó de «traidores» que «cumplieron misiones de serviles, lacayos y esclavos» de los Estados Unidos.

La vocera del régimen, conocida por sus discursos de odio y por un enorme repertorio de epítetos e insultos contra los opositores, arremetió en especial contra los sacerdotes, llamándoles «discipulos de Satanás» y asegurando que estos en el 2018 «clamaban como vampiros por sangre». «Esconden veneno detrás de la manipulación de los mensajes bíblicos y la estupidez de sus propias cobardias», subrayó.

Sandinismo sale a las calles a celebrar seis años de la masacre

«Hace seis años sacaban las uñas, las garras, se quitaban las máscaras», dijo.

La número dos de la dictadura también reprochó el uso de la bandera de Nicaragua por parte de la oposición y afirmó que esta no es de los «vende patria».

En relación a estos, se burló una vez más y afirmó que quienes «siembran ventarrones cosechan tempestadas».

«Les dimos su lección y se fueron y se siguen yendo los cuantitos puchos decrépitos y disminuidos», insistió.

Rosario Murillo no tuvo reparo alguno en admitir lo actuado en el 2018.

«Apagamos las llamas a sangre y fuego», confesó con orgullo.

La dictadora se muestra segura del control que ejerce en Nicaragua junto a Ortega y del nulo peligro que representa de la oposición:  «Afuera están y que allí que digan lo que quieran».

 

Autor
Nicaragua Investiga

Te podría interesar

Política

Aunque condecorar "al ejército que invadió a Nicaragua varias veces" es para Ortega un acto de "traición a la patria", su ejército también ha...

Política

A pesar de que pide no intromisión en asuntos de Nicaragua, Rosario Murillo anunció que delegación de la dictadura participó en acto de campaña...

Política

Pedro Joaquín Chamorro Barrios también defiende propiedad comprada por su padre, Pedro Joaquín Chamorro Cardenal, ahora usada para el hotel escuela del Inatec

Política

El primero llegó apenas tres días después de que Estados Unidos acusó a los Ortega Murillo de hacer negocios con los migrantes.

Copyright © Nicaragua Investiga 2023