Estudiantes vuelven a separarse de organizaciones opositoras. Esta vez lo hacen de la Coalición Nacional

El sector estudiantil aglomerado en la Alianza Cívica, decidió retirar su solicitud para formar parte de la Coalición Nacional (CN). Según Edwin Carcache, miembro de este bloque, la decisión fue tomada debido a que estarían siendo excluidos por parte de las otras organizaciones miembros, como los partidos políticos y la Unidad Nacional Azul y Blanco.

A través de un comunicado, los cuatro movimientos estudiantiles de la Alianza Cívica: Alianza Universitaria Nicaragüense, Movimiento Universitario 19 de abril, Movimiento 19 de abril de la Universidad Nacional Agraria y el Movimiento Estudiantil 19 de abril, hicieron pública su decisión en donde detallaron que a lo interno de la CN se practican «procedimientos excluyentes», debido a que no se habría tomado en cuenta su solicitud de formar parte de la Mesa Multilateral de esta organización, además de diversos cuestionamientos, procesos de dilatación, y condicionamientos «de algunas organizaciones integrantes de la Mesa Multilateral».

Por su parte, Carcache enfatiza en que este bloque estudiantil continuaría siendo parte de la Alianza Cívica pero «no apoyaríamos el espacio (Coalición Nacional) porque aquí hay muchas cosas que no se están haciendo como se debe (…) no vamos a legitimar un espacio en el cual no nos sentimos confiados ni contentos».

Edwin Carcache, excarcelado político y miembro de la Alianza Cívica – Foto: Nicaragua Investiga

El excarcelado también menciona que se estarían dejando a un lado los acuerdos que se hicieron en El Salvador y que se supone servirían como base para crear la CN. «Nos están negando el ingreso a algo que por naturaleza debemos tener derecho» considera Carcache.

Carcache señala que los dirigentes de la UNAB han tenido una posición «muy extraña» y según él, esto responde a que la mayoría de los que se encuentran en ese espacio son «políticos tradicionales» y agrega que el sector estudiantil aglomerado en la UNAB «juegan como al gallo gallina».

Según Carcache, los actores de la UNAB se estarían prestando al juego de los partidos políticos de retrasar los procesos de unidad de la oposición y afirma que «hay una gran desconfianza de parte de muchas embajadas y de muchos gobiernos aliados» por este tipo de acciones.

La versión de la UNAB

Por su parte, Ariel Sotelo, quien es miembro del Consejo Político de la UNAB y parte del sector estudiantil de esa misma organización, niega los señalamientos de Carcache y detalla que el pasado martes 12 de mayo en la Mesa Multilateral de la CN se habló sobre la inclusión de los jóvenes a esta organización, y que la UNAB misma habría avalado la integración de los dos bloques juveniles, el de Alianza Cívica, al cual pertenece Carcache y el de la Unidad Nacional.

Sin embargo, Sotelo explica que también todas las organizaciones llegaron al consenso en que el sector estudiantil debía ocupar un espacio como un sector unificado, por lo cual los estudiantes de la Alianza Cívica y de la UNAB debían unirse de una vez por todas y asumir «esta silla que está abierta para los estudiantes de ambos sectores».

Ariel Sotelo junto a los demás miembros del Consejo Político de la UNAB – Foto: Prensa UNAB

Sotelo también es miembro de la Coordinadora Universitaria por la Democracia y la Justicia, y asegura que los estudiantes de esta plataforma están dispuestos a hablar con los demás jóvenes de la Alianza Cívica «para asumir este espacio dentro de la Coalición Nacional» y menciona que han enviado recientemente una comunicación para ponerse de acuerdo con los estudiantes del otro sector, pero no han recibido respuesta hasta la fecha.

Sobre los señalamientos de Carcache de que la UNAB se estaría prestando al juego de los partidos políticos, Sotelo niega que esto sea así y recuerda que quienes se han reunido con el Partido Liberal Constitucionalista y Ciudadanos por la Libertad de manera bilateral han sido los estudiantes miembros de la Alianza Cívica y no ellos.

Estudiantes deben unirse y crear un solo bloque

Por su parte, el analista político Francisco Aguirre Sacasa opina que este tipo de conflictos son característicos de la oposición nicaragüense «por los egos que hay, por la falta de representatividad de los que dicen ser líderes y por la mezquindad de ellos».

Aguirre Sacasa menciona que este tipo de conflictos suelen ser tan «intensos» que periódicamente, algunos de los actores denuncian públicamente lo que ellos consideran como arbitrariedades a lo interno de la oposición y esto solamente potencia la división, la cual se extiende a todos los grupos y sectores, incluyendo a los grupos estudiantiles.

Francisco Aguirre Sacasa, ex canciller de Nicaragua – Foto: Nicaragua Investiga

De igual manera, el analista político considera que sería mejor, por el bien de la oposición, que se cree un solo bloque estudiantil y dejen sus pugnas internas a un lado. «Los estudiantes deberían unirse también» enfatiza Aguirre Sacasa.

En pleno año preelectoral, la oposición nicaragüense aún no logra consolidar una unidad sólida que enfrente a Daniel Ortega electoralmente en los comicios del 2021 y tampoco ha presentado una alternativa o estrategia para hacerle frente al poder político del FSLN.

Foto principal: Nicaragua Investiga. 

Ayudanos a darte la mejor información

Suscribete ahora mismo y obten la mejor informacion del acontecer nacional e internacional.