Los retos que deben enfrentar quienes lleven el liderazgo opositor en 2021

Los meses transcurren hacia las próximas elecciones, y cada vez resulta más necesario plantear cuáles serían los retos que enfrentarán quienes estén en la primera línea de la oposición.

Hasta el momento no se han definido medidas concretas para asegurar unos comicios transparentes. A su vez tampoco se ha concretado quiénes son los rostros que representarán a la oposición nicaragüense.

En medio de las disputas entre los distintos sectores que adversan a Ortega y una Coalición Nacional aparentemente desestructurada, los nicaragüenses parecen desconfiar cada vez más en las figuras actuales.

Reestructuración del sistema

Carmen Chamorro, Secretaria Ejecutiva del movimiento Construimos Nicaragua, considera que el primer reto que deberá enfrentarse es que “el sistema se encuentra viciado”, por lo que la participación de los próximos liderazgos dependerá en gran medida de las reformas y procesos que se lleven a cabo.

“Los sandinistas querrán desestabilizar un nuevo gobierno y eso requiere de mucha firmeza, de mucha capacidad, de realmente estar bien definido” destaca Marlon Fonseca Román, miembro de la Unión de Presos Políticos de Nicaragua.

Román asegura que el reto más grande es que logren “una total transformación del Estado que permita verdaderos cambios en el futuro” y que se necesita “que su líder o lideresa logre no tranzar con la dictadura”.

“Va a tener que enfocarse en restaurar y recomponer todo este ítem que está prácticamente desbaratado, se van a tener que implementar muchos cambios y no es fácil desmontar todo un sistema” agrega Chamorro.

Los jóvenes aseguran que es importante que se reestablezca la independencia de todos los poderes del Estado para poder cultivar un verdadero cambio en la política actual.

Sin esta reestructuración consideran que no serviría un cambio de gobierno, pues el FSLN aún acapararía la mayoría de espacios de poder “y continuaría gobernando desde abajo”.

Nuevos rostros

Para Román, “no hay una figura, no hay una imagen, no existe una persona que tenga un liderazgo para poder decir vamos a elecciones”.

Y denuncia que son las mismas personas de siempre las que acaparan los espacios, en lugar de personas jóvenes o rostros nuevos, quienes asegura que desde el inicio “fueron desplazados por los intereses políticos que han existido siempre”.

Carmen Chamorro | NI

Román comparte que el o la nueva líder necesita contar con conciliación y una imagen muy limpia, “estamos claros que en este país cada quién ha tenido una trayectoria, una historia, pero que al menos del 2018 a la actualidad sea una persona honorable y que haya demostrado tener firmeza en la lucha”, asegurando que es momento de escuchar las exigencias del pueblo, más que a los “expertos en política”.

Por otro lado, Chamorro considera que sí hay muchos liderazgos que se pueden potenciar en este momento, solo que “tal vez no son las personas que más se mueven en los espacios públicos y más reconocidas porque nosotros tenemos esa costumbre de siempre buscar a las mismas personas”.

Y señala que incluso desde los medios de comunicación siempre el foco de la atención se dirige hacia “los mismos políticos tradicionales”, pero que son prácticas que deben transformarse.

“Necesitamos refundar el Estado y buscar una nueva forma de participar y de hacer política para que esta pueda adaptarse a la realidad que vivimos actualmente y no a un sistema obsoleto y corrupto” finaliza.

Foto principal: Nicaragua Investiga 

Ayudanos a darte la mejor información

Suscribete ahora mismo y obten la mejor informacion del acontecer nacional e internacional.