La renuncia de Solís, el día que Rosario Murillo se detuvo

La cúpula sandinista no ha sabido cómo responder al impacto de la Carta Solís

El pasado jueves los medios oficiales se detuvieron. No supieron cómo reaccionar a una de las noticias más impactantes para el país desde que estalló la crisis en abril pasado. Una de sus más emblemáticas figuras había renunciado. Tras de sí dejó una estela de incertidumbre y zozobra para la militancia sandinista y seguro también para la cúpula. Su denuncia en contra de Daniel Ortega y Rosario Murillo por haber instalado en Nicaragua «una dictadura con carácteres de monarquía absoluta» y haber sembrado el terror con el uso excesivo de la fuerza usando a la policía, al parecer desestabilizó por completo a Rosario Murillo, a cargo de diseñar las estrategias de comunicación de los medios en su poder.

Las redes sociales fueron un reflejo de lo que se vivía a lo interno del Frente Sandinista. Sin noticias oficiales por parte de sus dirigentes, los simpatizantes orteguistas apostaron en primera instancia a desacreditar las noticias. En este post por ejemplo, vemos como la presentadora de Canal 6 Mirna Zapata, asegura a sus seguidores que todo se trata de un Fake News para desmoralizarlos, reconociendo que la noticia sería un golpe bajo para la militancia.

La cuenta permanece en silencio sobre el tema desde que el mismo Rafael Solís confirmó en sendas entrevistas, que en efecto la carta es de su autoría y que ahora «se arrepiente» de haber apoyado a Ortega en su camino hacia la reelección presidencial indefinida.

Otra cuenta creada por simpatizantes de Ortega, «El Gato Sandinista» también dio por falsa la noticia. No cabe duda que para la militancia de ese partido, se trataba de un hecho increíble.

«El Norte es #PLOMO», otra cuenta con el mismo giro político, tampoco daba crédito al hecho. Primero escribió el 11 de enero: «Me gustaría ver a la oposición cuando el Magistrado Rafael Solís, levante la mano del Comandante Ortega negando semejante aberración de mentiras».

Un día después la incertidumbre en las bases del FSLN había aumentado, para entonces la misma cuenta ya pedía explicaciones a su partido.

La falta de una reacción oficial por parte del Frente Sandinista y del mismo Daniel Ortega genera inconformidades entre los simpatizantes, que se ven desbordados por el impacto del hecho, y siendo el FSLN un partido direccional, acostumbrado a esperar órdenes de su más altos representantes, es evidente que el vacío de información de los medios oficiales ha generado demasiada conmoción.

Al menos cinco canales de televisión en poder de los Ortega-Murillo (2,4,6,8 y 13) han guardado silencio sobre el tema. También calló su plataforma «El 19 Digital», usada siempre para divulgar sus posiciones oficiales. Sus más de 13 radios tampoco dan cuenta de la noticia.

Hasta este sábado la cuenta RedVolución, administrada por la Red de Jóvenes Comunicadores del FSLN se atrevió a publicar un artículo reconociendo el hecho implícitamente, al acusar a Rafael Solís de traidor.

Fotografía con la que el portal RedVolución de la familia Ortega acompaña un duro artículo contra Rafael Solís

Rosario Murillo, caracterizada por sus frecuentes y prolongadas intervenciones en sus medios para hablar de múltiples temas, está en silencio. Es extraño, al parecer dentro del FSLN ahora «nada está normal».

Foto principal: La Prensa

Ayudanos a darte la mejor información

Suscribete ahora mismo y obten la mejor informacion del acontecer nacional e internacional.