Una virulenta Rosario Murillo llama “satánicos” y “migajas insignificantes e innobles” a opositores

De manera amenazante, Rosario Murillo les recordó a los opositores que "todo se paga en la vida".

En momentos de una fuerte ofensiva diplomática de Estados Unidos para que la Organización de Estados Americanos (OEA) presione más al gobierno de Nicaragua, la vicepresidenta Rosario Murillo arremetió de manera virulenta contra los opositores a su gobierno.

Este martes en su comunicación a través de los medios gubernamentales, Murillo achacó a la oposición todos los males del país e insistió en que son terroristas que durante las protestas del 2018 causaron mucho daño.

“Mientras nosotros trabajábamos para apagar fuegos malignos otros incendiaban y unos cuantos, qué atrevimiento, qué osadía sin perdón de Dios, pegaban fuego a centros técnicos, a centros de estudio, a oficinas, a hospitales y centros de salud”, aseguró Murillo. En este punto hay que decir que no existen registros de que durante las protestas los manifestantes antigubernamentales hubiesen incendiado algún hospital.

La vicepresidenta omite que fue el gobierno el que ejecutó un “plan limpieza” para destruir las barricadas de los opositores, lo que derivó en un baño de sangre mucho mayor al del inicio de las protestas.

El falso catolicismo de Rosario Murillo

Los «tuticuanti»

Para Murillo los opositores son seres innobles que hicieron que la avaricia, la ambición, la locura, la criminalidad y el terrorismo se apoderase de Nicaragua.

“Ese es el contraste, unos caminamos en amor al prójimo cumpliendo nuestro compromiso cristiano y solidario de servir y las migajas insignificantes e innobles destruían y han destruido también en otro momentos. Cuanta acción destructiva que no tiene perdón de Dios», indicó.

“Allí estaban los contrastes, a un lado en la memoria las imágenes vivas del terror de los criminales de los terroristas, de los vendepatria, de los tuticuanti”, agregó.

Según Murillo, los trabajadores del Ministerio de Gobernación corrían en el 2018 “a apagar las llamas del infierno que desataron sobre Nicaragua los innobles”.

De secretaria del mártir de las libertades públicas, a una censuradora: La metamorfosis de Rosario Murillo

Dice que a opositores les llegará su día

En su mensaje, también lanzó serias amenazas a los opositores. “Ya sabemos a todo ser humano que atenta contra su hermano le llega su día. Bíblicamente está dicho. No lo decimos nosotros cuando recordamos la saña, la vileza, la maldad, la perversidad, el satanismo con el que se movieron los malos hijos de Nicaragua. Sabemos que todo se paga en la vida (…)”, subrayó.

La vicepresidenta expresó que Nicaragua es “un país chiquito agredido” y “calumniado” por los opositores.

Ayudanos a darte la mejor información

Suscribete ahora mismo y obten la mejor informacion del acontecer nacional e internacional.