MRS se deshace del apellido «sandinista». Este será su nuevo nombre

El MRS fue fundado por disidentes del FSLN, pero ahora han optado por quitarse la connotación de sandinistas

El Movimiento Renovador Sandinista cambió oficialmente su nombre y su emblema para dejar atrás la connotación de «sandinista». El partido naranja ahora pasará a llamarse Unión Democrática Renovadora UNAMOS, tras haber recibido el visto bueno de 159 convencionales.

La otra propuesta de nombre por la cual podían votar los convencionales fue la de Movimiento Renovador Social Demócrata pero solamente obtuvo 25 votos a favor. De igual manera, la expresidenta de esta agrupación política, Ana Margarita Vijil informó que en el proceso hubo 7 abstenciones y una boleta en blanco.

Así se han reducido las campañas electorales de Daniel Ortega con el paso del tiempo

Además, el nuevo emblema del partido, despojado de su personería jurídica en 2008, será la abreviatura del nombre UNAMOS con un arco representando al sol sobre él. Este emblema fue aprobado con el visto bueno de 131 convencionales.

Dentro de este partido fundado por disidentes del Frente Sandinista de Liberación Nacional hubo quienes no estuvieron de acuerdo con quitarse la connotación de «sandinistas» como el ex candidato presidencial por el MRS, Edmundo Jarquín, pues opina que «el sandinismo sobrevivirá a la dictadura de Ortega» y pone de ejemplo al liberalismo tras la dictadura de José Santos Zelaya desde 1893 hasta 1909.

«Ortega es Orteguista, no Sandinista. Y sería un error que la única referencia del sandinismo sea Ortega» consideró Jarquín en su momento.

Sin embargo, la presidenta del MRS, ahora UNAMOS, Suyén Barahona señaló que el cambio de nombre se daba ante la alta demanda de los miembros del partido por dejar de ser reconocidos como un partido sandinista, además de que algunos miembros se sentían excluidos porque eran de otras tendencias políticas.

De aliados del FSLN a repudiar ser llamados sandinistas: La historia del MRS

Los miembros de este partido, sobre todo los más veteranos como Dora María Téllez, Hugo Torres, Víctor Hugo Tinoco, entre otros, son constantemente señalados de haber participado en violaciones a los derechos humanos durante la década de los 80s, cuando ejercieron cargos públicos en la administración sandinista de la época liderada por Daniel Ortega.

Además, a los personajes que vienen del FSLN se les acusa de beneficiarse de «La Piñata», que fue la confiscación y reasignación de propiedades privadas de la familia Somoza y sus allegados, para funcionarios del gobierno sandinista de los 80s.

Esta operación se oficializó en la última recta del gobierno sandinista de la época, quienes tras perder las elecciones contra Violeta Barrios en 1990, los sandinistas aprobaron un combo de leyes que establecían que todas las propiedades pasarían a nombre de quienes las estuvieran ocupando hasta el 25 de febrero de ese año, fecha en que se llevó a cabo la elección que obligó a Daniel Ortega a entregar el poder.

Ayudanos a darte la mejor información

Suscribete ahora mismo y obten la mejor informacion del acontecer nacional e internacional.