El FSLN en Managua, entre el mutismo y el miedo, tras derrota a sus aliados del FMLN

La victoria del partido de Bukele, de 39 años, es la más contundente lograda nunca antes por un partido en El Salvador.

Desde un rotundo silencio, hasta no soportar y expresar su temor, así reaccionaron los sandinistas en Managua, tras la aplastante derrota del FMLN, en las elecciones legislativas de El Salvador este domingo.

William Grigsby, director de la radio oficialista La Primerísima, reconoció la derrota del partido de izquierda Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN) de El Salvador, luego que este quedara derrotado electoralmente por el partido Nuevas Ideas (NI), que tiene la ventaja con más de 61 mil votos, según el sitio oficial del Tribunal Supremo Electoral (TSE).

“El FMLN, que es nuestro partido hermano, ha quedado reducido a la mínima expresión. Su peor resultado de la historia”, dijo Grigsby preocupado por la derrota del aliado histórico del Frente Sandinista.

Bukele arrasa en comicios de El Salvador y gana mayoría en el Parlamento

“Es una derrota apabullante. Hace solo dos años eran el partido en el poder. Hoy están convertidos en un partido parlamentario que ya no son alternativa de poder. Esto es muy importante”, reconoció Grigsby.

El partido Nuevas Ideas, que Nayib Bukele ayudó a formar y que disputaba una elección por primera vez, junto a la Gran Alianza Nacional (Gana), que lo llevó al poder en 2019, obtenían juntos mucho más de la mitad de los sufragios para el Parlamento, según un escrutinio preliminar del 86% de los votos.

Nayib Bukele, tendría al menos 60 diputados en la nueva Asamblea Legislativa. Con estas cifras, el mandatario salvadoreño, no necesitará a otros partidos pequeños, ya que rozaría los 56 escaños y, por tanto, la mayoría absoluta en la Cámara.

Grigsby arremete contra Humberto Ortega por demandar elecciones libres

“Las encuestas acertaron plenamente y en El Salvador ha habido un huracán llamado Bukele que arrasó la Asamblea Legislativa, el parlamento y toda la inmensa mayoría de capitales de los 14 departamentos del país. Una enorme cantidad de alcaldías municipales. Bukele va a tener mayoría absoluta, va a poder cambiar las Constitución”, dijo sumamente preocupado el férreo defensor del Frente Sandinista.

El oficialismo se convierte en primera fuerza del parlamento salvadoreño

Silencio oficial

Por su parte el gobierno de Daniel Ortega no emitió ninguna palabra a pesar que el FMLN son aliados históricos por sus ideologías de izquierda.

Mientras que Mauricio Funes, quien fue presidente de El Salvador por el FMLN, y que se encuentra bajo refugio político en este país por estar involucrado en actos de corrupción, criticó las elecciones de su país alegando que la victoria fue del “autoritarismo”.

De aliados del FSLN a repudiar ser llamados sandinistas: La historia del MRS

“De confirmarse la mayoría en la Asamblea a favor de la alianza Nuevas Ideas-GANA se impondrá el autoritarismo y la ilegalidad como estilo de gobierno. Desaparecerán los controles legislativos y el sistema de pesos y contra pesos. La corrupción no tendrá ningún freno”, dijo Funes quien mantiene una investigación abierta por la Fiscalía Salvadoreña.

La victoria de Bukele, de 39 años, la más contundente lograda nunca antes por un partido en El Salvador, es la sepultura del modelo surgido tras la guerra civil (1980-1992) en la que el país se convirtió un sangriento tablero de la Guerra Fría, con el FMLN y Arena como bandos combatientes.

Ayudanos a darte la mejor información

Suscribete ahora mismo y obten la mejor informacion del acontecer nacional e internacional.